fbpx
87.4 F
Houston
sábado, mayo 18, 2024
InicioVida y Salud¿Por qué permites que la gente te maltrate, te grite o te...

¿Por qué permites que la gente te maltrate, te grite o te insulte?

El problema principal del maltrato emocional radica en que las personas que son humilladas, ofendidas o ninguneadas han perdido el poder para defenderse

En una relación donde predomina el dolor, la frustración y el sentimiento de no ser reconocido, se puede pensar que defenderse o expresar cómo uno se siente no sirve de nada, ya que esos intentos son descartados e ignorados sin problema ni culpa alguna.

Con el tiempo, se prefiere callar que seguir peleando, ya que el malestar se intensifica cada vez que se trata de hacer algo al respecto.

A pesar de que los sentimientos de algunas personas pueden no ser importantes para otros, es crucial reconocer que cada persona vale y tiene derecho a expresarse.

Es probable que aquellos que humillan y lastiman no estén conscientes de sus acciones, ya que su única preocupación es demostrar que ellos tienen razón y que nadie más los comprende. No significa que sean malas personas o que deseen lastimar, simplemente están atrapadas en su sentir y les resulta imposible ver más allá de ellas mismas.

Utilizan diversas herramientas para hacer sentir a la otra persona que no tiene razón, manipulando al punto de sembrar dudas en su propia mente y hasta hacen dudar si uno está inventando lo que sucede.

Estas personas emplean sus certezas personales como verdades absolutas, críticas severas como formas de devaluación, su poca tolerancia como arma de ataque, y su tono de voz y gestos como herramientas para dominar y controlar la relación.

¿Cómo recuperar tu voz y tu valor

cuando sientes que lo has perdido todo?

La primera condición necesaria es reconocer que tienes derecho a hablar, protegerte y sentirte libre sin ser criticado o menospreciado. Debes llegar al punto donde no quieras seguir sometiéndote a esa relación agresiva, autoritaria y violenta, y sobre todo debes de tener la disposición firme a cuidarte, incluso si eso significa alejarse o abandonar la relación.

Se vale decir no me grites podemos hablar sin lastimarnos.

Trata de comprender por qué te sometes a esa situación y qué te brinda la relación o por qué valoras a la persona que tanto te lastima. Muchas veces la protección, el dinero o los regalos así como una posición en la familia puede nublar la razón del sometimiento.

Aprende a tener compasión por ti mismo y ten el valor para defenderte sin tener la necesidad de pelear.

Busca formas de mejorar tu vida sin depender del reconocimiento de los demás y comprométete a cuidarte y velar por tu bienestar.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes