fbpx
76.9 F
Houston
lunes, julio 22, 2024
InicioVida y SaludUno de cada tres pacientes tendrá algún tipo de síntoma al dejar...

Uno de cada tres pacientes tendrá algún tipo de síntoma al dejar de tomar un antidepresivo

La interrupción del tratamiento con antidepresivos se está convirtiendo cada vez más en un tema de investigación en psiquiatría y también está ganando atención en la práctica clínica

Un estudio reciente analizó más de 20,000 pacientes y encontró que aproximadamente uno de cada tres experimentará síntomas al dejar de tomar un antidepresivo, mientras que uno de cada seis tendrá síntomas similares incluso con un placebo.

Descubrieron que algunos antidepresivos tienen más probabilidades de causar síntomas de interrupción y que estos síntomas pueden ser más graves en esos casos.

La aparición de síntomas adversos tras la interrupción del tratamiento con antidepresivos se está convirtiendo cada vez más en un tema de investigación en psiquiatría y también está ganando atención en la práctica clínica, con los pacientes y en los medios de comunicación en general. Aunque no se trata de un tema nuevo, pues la aparición de estos síntomas adversos se describió por primera vez en 1959, ha permanecido sin mucha atención hasta los finales de los años 1990, cuando comenzó a recobrar fuerza. Recientemente, un grupo de investigadores ha publicado en The Lancet la que aseguran es la primera gran evaluación de la incidencia de estos síntomas.

¿Qué fue lo que encontraron

y por qué es importante?

Hoy en día, ya no se cuestiona la existencia de síntomas que surgen después de la interrupción o la reducción de la dosis de un antidepresivo: las recientes guías de práctica clínica transnacionales recomiendan informar a los pacientes sobre los riesgos de la interrupción abrupta de los antidepresivos y sugieren una disminución gradual de su uso. Los síntomas pueden ser muy variables. Los más frecuentes son mareos, dolor de cabeza, náuseas, insomnio e irritabilidad. Se ha informado que suelen aparecer en unos pocos días y suelen ser transitorios, pero pueden durar hasta varias semanas o meses. Lo que sigue siendo controvertido, sin embargo, es la incidencia (cuántas personas los sufren) y la gravedad de los síntomas.

Dejar de tomar los medicamentos puede ser la opción correcta para usted. Pero primero debe hablar con el proveedor de atención médica.

La manera segura de dejar de tomar estos medicamentos es reducir la dosis en el tiempo. Si deja de tomar los medicamentos de manera repentina está en riesgo de padecer:

*Reaparición de los síntomas, como depresión intensa

*Aumento del riesgo de suicidio (para algunas personas)

*Síntomas de abstinencia, los cuales podrían sentirse como gripe o producir problemas de sueño, mareos, dolor de cabeza, ansiedad o irritabilidad.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes