fbpx
60.7 F
Houston
lunes, abril 22, 2024
InicioCulturaUnesco declara al bolero como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad

Unesco declara al bolero como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad

La decisión se tomó en la reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, que comenzó el lunes 4 de diciembre hasta el 9 de diciembre en Botsuana, África

Entre las peculiaridades del bolero se destaca el hecho de que puede interpretarse tanto en grandes teatros como en auditorios más íntimos, así como el alto vuelo poético de sus textos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró el bolero como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad a propuesta de Cuba y México. La decisión se tomó en la decimoctava reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, que comenzó el lunes 4 y culminó el sábado 9 de diciembre en la ciudad de Kasane, norte de Botsuana.

El “bolero como identidad, emoción y poesía hechas canción” es una de las 55 solicitudes de inscripción en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que examinó el Comité en el país africano. En 2018, este género musical fue inscrito en el patrimonio cultural de México, mientras que Cuba lo incluyó en su propia lista en 2021.

La historia del bolero

El bolero es un género musical que nació en el siglo XIX en Cuba. Se considera que el primer bolero fue “Tristezas”, escrito por José Pepe Sánchez en Santiago de Cuba en 1883. Los primeros boleros de autores mexicanos se compusieron en la península de Yucatán y la primera obra que logró fama nacional fue “Morenita mía”, de Armando Villa-rreal Lozano, en 1921.

En Colombia se considera que el primer bolero es “Te amo” de la autoría del bogotano Jorge Añez A., quien grabó la canción en la ciudad de Nueva York en el año 1928 junto a Tito Guizar, bajo el Sello Durium. Sin embargo, hay quienes apuntan que “Dime niña de ojos verdes” fue la primera composición de este género en el país cafetero, gracias a Daniel Lemaitre Tonoco.

Desde su creación el género ha recorrido Latinoamérica, replicándose en distintos países, como Ecuador, país natal del escuchado artista Julio Jaramillo. Además, la prevalencia de este ha hecho que su popularidad se mantenga a flote durante décadas, haciendo que artistas contemporáneos como Daniel, Me Estás Matando, Natalia Lafourcade y Pilar Cabrera realicen trabajos musicales bajo este género.

La lista tiene como objetivo garantizar que el Patrimonio Cultural Inmaterial y los elementos propuestos como representativos por los Estados Parte sean reconocidos en su relevancia, así como llevar a cabo acciones de salvaguardia en conjunto con las comunidades portadoras. En este caso, la comunidad del Bolero, para fortalecer su composición, interpretación y la transmisión de sus conocimientos y sus prácticas identitarias.

El expediente binacional “Bolero: identidad, emoción y poesía hechas canción” fue presentado en marzo de 2022, de manera conjunta por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Ministerio de Cultura de Cuba ante la organización internacional, la cual aprobó en 2003 la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, suscrita por ambos países.

El Bolero nació en Cuba en 1883 y se extendió por México y otros países de América Latina con sus letras líricas, de amor y desamor, así como sus cadenciosas percusiones acompañadas de guitarras, bajos, pianos, alientos y su característico requinto mexicano que, en conjunto con las voces solitarias o en grupo, lo enriqueció, tanto en su país de origen, como en las naciones que lo acogieron como propio, como es el caso de México.

El Bolero se ha transmitido de generación en generación, aglutina a sus portadores e impulsa su interacción, promueve la transmisión de saberes, desde lo instrumental y musical hasta lo lírico y dancístico.

El reconocimiento de la Unesco a otros géneros musicales

El reconocimiento de la Unesco ya ha sido otorgado en el pasado a otros ritmos. En 2009, el tango fue inscrito a la lista, mientras que en 2010 se incluyó al flamenco, en 2015 el vallenato de Colombia y en 2018 consiguió esa distinción la música reggae de Jamaica.

La Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad reconoce y promueve la diversidad de prácticas y conocimientos culturales que realizan las comunidades. La ins-cripción en la Lista anima a todas las partes interesadas a aplicar medidas de salvaguardia en estrecha colaboración con los portadores de las tradiciones.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes