fbpx
60.7 F
Houston
lunes, abril 22, 2024
InicioSalud y BellezaTromboflebitis: esto sucede cuando no se tratan a tiempo las várices

Tromboflebitis: esto sucede cuando no se tratan a tiempo las várices

Los síntomas incluyen enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad en la zona afectada

La tromboflebitis es una condición médica caracterizada por la inflamación de una vena, generalmente acompañada de la formación de un coágulo sanguíneo en su interior. De acuerdo con la clínica vascular Marbella, en España, este tipo de afección podría clasificarse dentro de venas varicosas, que afectan alrededor del 30% de los adultos en todo el mundo.

Los síntomas de la tromboflebitis pueden variar en intensidad y localización, pero comúnmente incluyen enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad en la zona afectada.

Además, se pueden experimentar dolores o molestias a lo largo del trayecto de la vena inflamada.

Esta afección suele originarse debido a la formación de coágulos sanguíneos en una vena, lo que provoca inflamación.

Según expertos, el desenlace de la condición puede tener diversas causas, y a menudo resulta de la combinación de factores que afectan el equilibrio normal de la coagulación sanguínea.

Algunas de las causas más comunes suelen incluir lesiones o traumatismos en la vena, esto debido a que las venas pueden dañarse por lesiones externas o procedimientos médicos, lo que puede desencadenar la formación de coágulos.

Asimismo, la falta de movimiento, como la inmovilización prolongada después de una cirugía, durante vuelos largos o debido a condiciones médicas que limitan la movilidad, puede aumentar el riesgo de coagulación sanguínea.

La Tromboflebitis también puede deberse a la falta de tratamiento oportuno de la insuficiencia venosa.

En términos de tratamiento, el enfoque principal se centra en aliviar los síntomas y prevenir complicaciones. Los médicos pueden recomendar el uso de compresas frías para reducir la inflamación y analgésicos para controlar el dolor.

Además, se pueden prescribir anticoagulantes para prevenir la formación de nuevos coágulos y facilitar la disolución de los existentes.

El reposo y la elevación de la extremidad afectada también son medidas comunes para mejorar el flujo sanguíneo y reducir la hinchazón.

En casos más severos o recurrentes de tromboflebitis, puede ser necesario recurrir a procedimientos médicos más invasivos, como la extirpación del coágulo mediante intervención quirúrgica o la aplicación de tratamientos específicos para mejorar la circulación sanguínea.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes