fbpx
71.7 F
Houston
lunes, abril 22, 2024
InicioTurismoMontevideo, donde convergen un aire europeo con la acogedora sensación de las...

Montevideo, donde convergen un aire europeo con la acogedora sensación de las pequeñas ciudades

Solo aquí pueden compartirse largas tertulias animadas con vino y hablar tanto de la poesía de Benedetti como del recuerdo del Maracanazo, aquel momento en que la selección de fútbol de Uruguay, contra todo pronóstico, derrotó con dos goles a Brasil en su propio estadio en el Mundial de 1950

Montevideo, la ciudad en donde conviven modernos edificios, construcciones coloniales, restos de fortalezas españolas y lo más sofisticado del art déco y el art nouveau. La ciudad toma su nombre del cerro junto a su bahía. Sin embargo, actualmente existen distintas explicaciones sobre el origen del nombre del cerro Montevideo.

Con solo un millón y medio de habitantes, la capital uruguaya ofrece a sus turistas –especialmente argentinos y brasileños, que son quienes más la visitan– una ciudad organizada y una costa de más de 22 kilómetros sobre el río de la Plata, el cual la recorre desde la esquina de la ciudad vieja hasta el exclusivo y moderno sector de Carrasco.

Aunque la temporada más alta de turismo es a final de año, momento en que arremete con fuerza el verano, durante otros meses también pueden explorarse las más de mil plazas que se encuentran en Montevideo o recorrer el Mercado del Puerto en donde se disfruta de abundantes asados que inician con una copa de Medio y Medio, la tradicional bebida local que combina vino espumoso dulce y vino blanco.

Para las caminatas es necesario vestir un suéter y llevar sombrilla en mano. Así, puede recorrerse el hermoso Palacio Salvo, el edificio más emblemático de la ciudad, ubicado en una de las esquinas de la plaza de la Independencia. De paso, se puede observar el imponente Teatro Solís, la Puerta de la Ciudadela (restos de una fortaleza colonial) y el edificio en el que funciona la Presidencia de la República.

A pocos metros está la hermosa librería Más Puro Verso. Allí, es posible tomar un delicioso café o mate, si se quiere seguir la costumbre local, mientras se lee un libro y se toman fuerzas para seguir el camino hasta el museo del carnaval. Una de las rutas más largas es el recorrido por la avenida 18 de Julio, la principal de Montevideo, que inicia en la plaza de la Independencia y llega hasta el Obelisco. Confiterías que se encuentran en cada esquina ofrecen panes, sándwich de sal y de dulce y la tradicional torta frita, la cual se vende más en los días de lluvia, en alrededor de 20 pesos uruguayos. Una parada obligada es el bar Facal, que tiene los mejores chivitos (sándwich de lomo de res) de la ciudad. En la esquina de esta calle están las estatuas de Carlos Gardel y del futbolista Alcides Ghiggia –héroe del Maracanazo que murió un día de julio de 2015 cuando se conmemoraba el aniversario 65 del emblemático partido–, y la fuente de los candados en donde los enamorados hacen promesas de amor.

Quienes no estén interesados en recorrer distancias largas, desde el Mercado del Puerto pueden tomar el bus turístico de Montevideo, que recorre en once paradas y dos horas la ciudad. Por unos 700 pesos locales, se puede usar el servicio durante 24 horas con la posibilidad de bajar en cada una de las paradas y recorrer los sitios de interés.

La playa del río de la Plata: La Rambla de Montevideo bordea el río de la Plata. Esta avenida de más de 22 kilómetros, que tiene también un paseo peatonal y carril para bicicletas, cambia de nombre en diferentes puntos.

Camino a Punta del Este: A menos de dos horas de la capital uruguaya se unen, en Punta del Este, el río de la Plata y el océano Atlántico, lo que hace de esa zona ubicada en el departamento de Maldonado uno de los destinos más atractivos para los turistas. Otro de los planes para realizar en Punta del Este es la vista de leones marinos, en el puerto de pescadores.

Museo de la Cumparsita: Está ubicado en el Palacio Salvo, donde funcionó la confitería La Giralda. Allí, hace cien años, sonó por primera vez el ritmo de la cumparsita, que luego se extendió por todo el mundo. En fonógrafos originales se escucha el ritmo original de la mítica tonada.

Museo del Carnaval: El Carnaval de Montevideo inicia a mediados de enero y dura 40 días. En el museo se escucha el ritmo candombe y están los trajes típicos usados durante las festividades. La entrada vale entre unos $ 6.000 para los países del Mercosur y $ 10.000, para los nacionales de los demás países.

Estadio Centenario: El mítico escenario del Centenario fue testigo de la primera copa mundial de fútbol en el que participaron 13 selecciones. Desde entonces, la historia del fútbol ha pasado por su césped y su came-rino. Mercado del Puerto: Esta antigua estación del tren es la sede de varios restaurantes en los que el asado es el rey. En promedio, el plato para tres personas que viene con abundante carne, chinchulín, morcilla, chorizo, entre otros, puede costar unos 50 dólares.

Bodega Bouza: Muy cerca de Montevideo se encuentra la Bodega Bouza, en donde se pueden conocer los viñedos, el proceso para la fabricación del vino y luego se podrá participar en una cata y un delicioso almuerzo. En el sitio, además, hay una hermosa colección de carros antiguos.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes