fbpx
71 F
Houston
sábado, abril 13, 2024
InicioEntretenimientoFernando Colunga y Blanca Soto se convirtieron en padres

Fernando Colunga y Blanca Soto se convirtieron en padres

Uno de los galanes más queridos de la televisión es Fernando Colunga (57 años), quien ha mantenido un romance por más de una década con la actriz Blanca Soto (45 años). Y desde hace varios meses corrió el rumor de que esperaban a su primer hijo. Sin embargo, los dos han sido herméticos sobre su vida privada. La atracción se dio en 2012 en la telenovela Porque el amor manda.

¿Cómo es el romance entre Fernando Colunga y Blanca Soto?
En 2010 Colunga compró una mansión en Miami, la cual tardó más de un año en remodelar. Blanca y él decidieron vivir ahí para alejarse de los medios mexicanos. En el amor han tenido altas y bajas, pero se han mantenido juntos. Hace unas semanas la feliz pareja se convirtió en padres de un niño. Una persona del hospital HCA Florida Mercy, quien por obvias razones nos pide no revelar su identidad, nos dio todos los pormenores.

“Llegaron al hospital el jueves 29 de febrero por la tarde. Iban con otras personas, al parecer su equipo de seguridad. Entraron por accesos exclusivos y fueron atendidos por la directora. Tenían reservada una suite de las más costosas. Venían con maletas y artículos de bebé”.

Agregó: “Todos los empleados firmamos a nuestro ingreso una carta de confidencialidad. A este hospital llega gente muy importante: políticos, empresarios y artistas. Hubo un problema hace muchos años con Paulina Rubio porque dijo que filtraron el nombre de su hijo. Por eso tanta seguridad”.

Fernando utilizó formas divertidas para pasar desapercibido: “La señora no salió de la suite. Colunga era el que de pronto salía del hospital o a los pasillos, pero se cubría el rostro con una máscara para no ser reconocido. Nos notificaron que todo se manejaría con discreción y que nos dirigiéramos a ellos lo menos posible”.

Agregó: “Se le practicó la prueba de tamizaje. Se obtienen unas gotas de sangre a través de una punción en el talón para detectar si hay alguna enfermedad congénita. Cuando el personal se quiso llevar al pequeño él no lo permitió y estuvo presente. No lo dejaba solo con las enfermeras, ni cuando lo aseaban. Todo se hacía en la habitación. Se dijo que era para evitar que lo fotografiaran”.

Nuestra fuente nos platicó que el domingo 3 de marzo al mediodía fueron dados de alta. Incluso que algunas enfermeras le pedían fotos, pero él amablemente les dijo que no podía.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes