fbpx
89.8 F
Houston
sábado, junio 15, 2024
InicioEditorialEL CRISTO DE LOS OJOS ROJOS

EL CRISTO DE LOS OJOS ROJOS

En la vieja iglesia de aquel barrio pobre…dicen que de noche, ya de madrugada…el
Cristo se baja de su cruz de palo…los ojos muy rojos, la cara mojada.
Que por muchos, muchos que sean los rezos…y el alma inocente de los feligreses…son más cada día los pobres del mundo…dónde aquel milagro de panes y peces.
Dónde el gran pañuelo, impoluto, blanco…que seque el constante clamor de este llanto…si no es concebible el terror, la muerte…de estos tiempos tristes de pavor, de espanto.
Los niños que mueren de sed y de hambre…la gente inocente cumpliendo condenas…cómo el ciudadano de a pie ya no puede…con el peso enorme de tantas cadenas.
Que tal pareciera, mirando uno al mundo…mirando las cosas de esta vida perra…que el hombre es su propio, peor enemigo…el que se persigue, se declara guerra.
El que abusa a niños y viola mujeres…el que roba y mata sin carga moral…aquellos que venden su cuerpo sagrado…aquellos vendidos al Diablo y al Mal.
Y Jesús, rebelde, abandona el templo…se marcha a la calle a saberlo todo…el porqué si el Padre nos diera este mundo… hermoso y perfecto, hoy hay sangre y lodo.
Con toda su inmensa, gran sabiduria…el Cristo no entiende aquello que pasa…que los mercaderes modernos de ahora…manchen con sus actos su sagrada casa.
Y luego de tanto mirar a la gente…hundida en las sombras, negada a la luz…el Cristo, con ojos llorosos y tristes…se sube de nuevo y se clava a la Cruz.
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes