fbpx
57.7 F
Houston
miércoles, febrero 21, 2024
InicioGastronomíaRosquillas de leche condensada

Rosquillas de leche condensada

Ingredientes

400-500 g. de harina (o la que admita)

16 g. de levadura química o polvo de hornear

4 huevos M

395 g. de leche condensada (una lata pequeña)

15 g. de canela (opcional)

75 g. de azúcar

400 ml. aprox. de aceite de girasol

(o cualquier otro aceite suave)

La ralladura de cáscara de naranja

Preparación de la masa de las rosquillas

Ponemos los huevos en un recipiente grande y batimos con la batidora eléctrica. Añadimos la leche condensada y la ralladura de naranja y batimos de nuevo para integrar todos los ingredientes.

Incorporamos la levadura y parte de la harina previamente tamizada. Mezclamos con una cuchara o espátula. Vamos añadiendo harina y mezclando hasta conseguir una masa que prácticamente no se nos quede pegada en las manos. Engrasamos una tabla o superficie de trabajo con un poco de aceite, nos engrasamos también las manos para que sea más fácil trabajar la masa.

Forma, fritura y presentación de las rosquillas de leche condensada

Con porciones de masa vamos formando bolas del tamaño de una nuez o un poco más grandes. Después con un dedo hacemos un agujero en el centro de la bola y le damos forma de rosquilla. Vamos dejando las rosquillas sobre la superficie engrasada para que no se peguen.

En un cazo o sartén honda ponemos aceite suficiente para cubrir las rosquillas. Cuando el aceite esté caliente pero sin humear vamos añadiendo las rosquillas y las freímos unos minutos hasta que estén doradas por ambos lados. Las vamos dejando sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Rebozamos las rosquillas en azúcar o en una mezcla de azúcar y canela. Dejamos templar y listas para comer.

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes