fbpx
77.4 F
Houston
sábado, junio 22, 2024
InicioDeportesNo solo los tiros penales hicieron caer a Francia

No solo los tiros penales hicieron caer a Francia

Francia no pudo hacer historia en Catar, tras caer en los penaltis ante Argentina, pero su aventura hasta la final daría para escribir un libro. La selección gala fue capaz de sobreponerse a numerosas adversidades desde semanas antes del comienzo del Mundial hasta llegar al último partido, en el que también acabó de manera cruel

Lesiones de jugadores clave, el virus que hizo mella en algunos de sus futbolistas en la última semana de concentración o el propio desarrollo del partido ante la albiceleste, con ese penalti cometido por Dembele que empezó a torcerlo todo o la oportunidad errada por Kolo Muani en el último instante.

Los primeros contratiempos para el combinado galo llegaron semanas antes de la cita mundialista. A comienzos de octubre quedó descartada la presencia de N’Golo Kanté, uno de los jugadores más destacados en la victoria en el Mundial de 2018, por unos problemas en los isquiotibiales que lo perseguían desde el verano. El siguiente en caer fue Paul Pogba, la pareja titular de Kanté en Rusia, que ya había sufrido problemas en el menisco desde la pretemporada y que recayó días antes de la cita de Catar.

El atacante del Leipzig cayó lesionado tras un choque con Camavinga en uno de los primeros entrenamientos de Francia en Catar y también tuvo que abandonar la concentración.

Ahí no acabaron los contratiempos para Deschamps. Apenas horas antes del debut en el Mundial, Francia tembló con la lesión del flamante Balón de Oro, Karim Benzema.

Tampoco el inicio del Mundial cambió la suerte para Francia. En el estreno ante Australia llegaría otra lesión de gravedad. Esta vez el mal fario recayó sobre Lucas Hernández, el lateral izquier-do del Bayern Múnich, que se rompió la rodilla y también tuvo que abandonar la concentración de la selección francesa.

A todas estas circunstancias se fueron añadiendo otros contratiempos durante la estancia en Catar. Así se plantó la selección francesa en la final. Como favorita tras sobreponerse a unas adversidades que también continuarían en el último partido. A la paupérrima puesta en escena le siguió el inocente penalti cometido por Dembélé, que se marcharía a la ducha junto a Giroud antes del descanso. Luego llegaría la reacción que pudo ser culminada en el último minuto por Kolo Muani, que erró ante Emiliano Martínez. Y el colmo de las desgracias se produjo en la definitiva tanda de penaltis, con Lloris sin detener ninguno y con los errores de Coman y Tchouameni para decir adiós al sueño de la segunda corona seguida.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes