fbpx
51.7 F
Houston
domingo, febrero 5, 2023
InicioEditorialMéxico sin maquillaje

México sin maquillaje

Bienvenido sea, bastó que anunciara que venía para acá, para que López reculara y le echara tierra a más de cuatro años de la sorna que canta abrazos, no balazos. Fueron muchos los foros, las plataformas y mensajes de la sociedad mexicana, pero él no hizo caso, por el contrario, dio rienda suelta al crimen organizado, permitiéndole apoderarse de los gobiernos en las plazas de su interés.

Claro, todo transcurría en la fiesta de las remesas, de las que ambos bandos resultan beneficiados. Los capos, porque ya no necesitan pasar efectivo a salto de mata, y los funcionarios, porque ese dinero suple la falta de actividad económica, sosteniendo lo que se usa como bandera de este régimen, el tipo de cambio. La presión sigue acumulándose y, cuando el caudal baje o se detenga, el ajuste va a ser demoledor.

Al gobierno de Estados Unidos le conviene que aquí haya estabilidad, o lo que más se le parezca, y este asunto de mantener operando el país con dinero sucio procedente del tráfico ilegal de sustancias y personas, hasta ahora, en nada les perjudicaba. Sin embargo, el fentanilo se les ha convertido en un problema mayúsculo y no pueden permitir el desorden generalizado que una reportera cercana al Ejecutivo cree que es la seguridad pública federal.

Seguramente, lo que pasa en la limusina blindada queda grabado para la posteridad. Lo que es bueno, porque es exagerar el considerar que fue una con-versación, cuando López apenas es capaz de articular una decena de frases, que repite y repite, ya que cuenta en su acervo con un limitadísimo léxico. Más allá de las anécdotas históricas que saca a relucir cuando no sabe qué contestar, carece de formación administrativa y no cuenta con especialidad técnica alguna, así que, salvo hablar de tlayudas, el clima o de la fantasía que le han hecho creer fue la vida de Juárez, no podría sostener plática con un jefe de Estado de la vida real. Ya no hablemos de inglés, el cual él cree que está reservado a sus contrincantes.

A la misma velocidad que se producen los acuerdos, los ha ido violentando. Se conviene combatir la discriminación, cuando él se ha encargado todos los días de denostar a quienes llama fifís o conservadores. En el país no creo que exista alguien con ma-yor número de acciones discriminatorias que López.

Pero hasta el Servicio Secreto se llevó una sorpresa. Qué más seguro que aterrizar en una base militar, que no tiene tráfico aéreo y que no presenta los riesgos propios de una terminal con operación comercial. Ah, pero les falló, no tomaron en cuenta el camino lleno de vados, cráteres y otras imperfecciones en los que La Bestia ve las suyas, porque no es todo terreno. Causó efectiva preocupación el que afectara su buen funcionamiento. Dudo que vuelvan a la brecha que lleva a esa instalación.

La dureza en el trato que caracteriza a Biden, que seguro emergió en el trayecto, no va a ser narrada por el cacique, primero, más mentiras que hacer el ridículo.

Hoy, como ayer, helicópteros artillados, ríos de sangre, caos y poblaciones en la zozobra. Es fácil decir que se es distinto, lo difícil es serlo, así es, más de AMLOmismo.

En el siglo XIX, dada la poca claridad entre fronteras y las deficiencias de comunicación, se estiló la declaración de guerra, ya que, ante múltiples escarceos ocasionales y accidentales, resultaba mejor distinguir lo que era una decisión oficial, de lo que era un casual encuentro.

Hoy, ya no es así, lo sepa o no, López declaró la guerra al Cártel del Pacífico, y no importa lo que diga o piense él, sino lo que piensen quienes lo comandan.

Excelsior.com.mx

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias