79.7 F
Houston
miércoles, octubre 5, 2022
InicioCulturaLos hombres protagonistas de la Independencia de Colombia

Los hombres protagonistas de la Independencia de Colombia

José María Carbonell fue el gran agitador del 20 de julio y, además, participó en otros cinco hechos fundamentales de la historia: el primer golpe de Estado, acompañó a Antonio Nariño cuando se destituyó del poder a Jorge Tadeo Lozano y se nombró como presidente de Cundinamarca al Precursor; en la segunda denominación de los partidos políticos, cuando se llamaron “Carracos” y “Pateadores”; es el primer preso político de la historia republicana de Colombia, pues fue detenido el 16 de agosto de 1810 por la caballería que comandaba el presidente de la Junta Suprema santafereña José Miguel Pey; es el primer ministro de hacienda del país unificado por Bolívar en diciembre de 1814; preside la Junta Tumultuaria de San Victorino (como la llamó Pablo Morillo), primera expresión de la rebeldía del pueblo en la conformación de nuestra nacionalidad.

A la cabeza del poder español en estas tierras, estaba el virrey Antonio Amar y Borbón, llegado a Santa Fe, capital del Nuevo Reino de Granada, a los 61 años, tenía 68 a la hora de la independencia y murió, aparentemente, en Zaragoza, en 1826, cuando alcanzaba la increíble edad de 84 años en tiempos en que la expectativa de vida al nacer apenas si superaba los 35 años; ya no era la persona para gobernar y, menos aún, para enfrentar una revuelta política que necesitaba una personalidad fuerte y no a un pusilánime y débil de carácter, sometido a los ímpetus y el amor al dinero de que hacía gala la virreina Francisca Villanova y Marco, quien fue acusada de vender los puestos del mercado público y adelantar tráfico de influencias con su marido, motivo por el cual el pueblo raso santafereño la llevó a la cárcel del divorcio, la insultó y rasgó sus vestiduras. Para protegerlos, la Junta Suprema debió inventarse una procesión a Nuestra Señora del Tránsito, con el fin de distraer a Carbonell y a los chisperos y poder sacar a los virreyes rumbo a Cartagena el 14 de agosto de 1810, 20 días después de haber sido depuesto del mando.

José González Llorente

Uno de los protagonistas del 20 de julio de 1810 primer grito de Independencia de Colombia es, sin duda, José González Llorente, el propietario de uno de los almacenes más distinguidos del comercio de Santafé. En este lugar podían encontrarse todo tipo de artículos de lujo, de primera y segunda mano.

Sombreros, velos, juegos de té en porcelana, diademas y peinetones, procedentes de Europa y el Reino Unido, eran algunos de los artículos que allí podían adquirirse. Los precios oscilaban entre 100 y los 1.200 reales (5.000 y 80.000 pesos, actualmente). Era el dueño de la tienda de comercio en la que se desató la reyerta, luego de que, como es conocido, don Luis De Rubio acudiera a su local a solicitar el préstamo de un florero para adornar una de las mesas en la cena de homenaje a Antonio Villavicencio. Después de que el comerciante asegurara que despreciaba “a Villavicencio y a todos los americanos (criollos)”, la trifulca estalló en la Plaza de Santafé, lo que dio paso al posterior Grito de la Independencia.

El Museo de la Independencia Casa del Florero guarda las réplicas de lo que se vendía originalmente en este establecimiento. Además, poseen elementos de la época que pertenecieron al Libertador, Simón Bolívar.

Una costumbre muy española es la de llamar a las personas por su segundo apellido, éste es el caso de don José González Llorente, quien por el incidente del “florero” el 20 de julio de 1810, pasó a la historia, únicamente, por el apellido de su madre: Llorente y el florero que pudo ser el “florero de González”, quedó como “el florero de Llorente”. En esa fecha histórica, cuando respondiendo a una solicitud de préstamo de un florero para adornar una mesa que serviría para un homenaje al comisionado regio, el quiteño Antonio de Villavicencio, se fue de lengua y ofendió a los americanos con expresiones de grueso calibre; González era gaditano y había llegado en 1779 a Cartagena, pasando luego a Santa Fe donde contrajo matrimonio con María Dolores Ponce y Lombana, matrimonio del que hubo siete hijos y vivía, además, con un hermano menor, su suegra y once cuñados; tenía fama de caritativo y poseía el mejor almacén de la calle real, exportaba quinas e importaba telas, paños, porcelanas, básculas, etc. Su agresiva actitud del 20 de julio, provocada por un bien estudiado libreto de los revoltosos, aprovechando que era día de mercado y la plaza estaba llena de compradores y vendedores, ocasionó la revuelta que concluyó con la independencia de la Nueva Granada. Ese día González debió ser llevado a la cárcel para salvarlo del linchamiento del populacho; siguió viviendo en la capital, pero la presión política lo hizo salir del país acompañado de su numerosa familia, y dejó como albacea testamentario a Camilo Torres, cambiado luego por Ramón de la Infiesta; salió por Honda y Cartagena, paró en Jamaica, donde le escribió a Fernando VII una carta en la que consignó su versión de los hechos acontecidos en 1810, y pasó a Cuba, y murió en la ciudad de Camagüey.

Antonio Nariño

Fue uno de los intelectuales más conocidos de la época y organizador de diferentes tertulias, que convocaron a varios simpatizantes de las ideas de emancipación. En 1793, a través de la imprenta que él mismo fundó, publicó la traducción, del francés al español, de la carta de los Derechos del Hombre y el Ciudadano. Por este hecho, fue condenado a prisión por 10 años. Sin embargo, luego de una incansable lucha por su libertad, Nariño fue nombrado vicepresidente de la República, por Simón Bolívar, en 1821.

José María Carbonell

Conocido como ‘El Agitador’ del 20 de julio. Fue quien se encargó de desplazarse por diferentes barrios y movilizar a cientos de personas hacía la Plaza Mayor, para protestar por el dominio que quería ejercer sobre los criollos el Virrey Amar y Borbón.

Camilo Torres

Se hizo célebre por liderar el movimiento federalista y por escribir el recordado Memorial de Agravios, en el que hacía una crítica al Gobierno español y exigía las mismas oportunidades para que los criollos accedieran a posiciones políticas de importancia. En 1815, fue elegido presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada.

Antonio Morales Galavís

El puñetazo que le propinó en la cara a José González Llorente dio paso la revolución del pueblo de Santafé. Él y su padre la tomaron contra el comerciante y, con esta pelea, se dio inicio a la lucha por la Independencia de La Nueva Granada.

José Acevedo y Gómez

Conocido como el ‘Tribuno del Pueblo’, este hombre hizo parte fundamental de la lucha independentista de La Nueva Granada. El 20 de julio, se alzó entre la multitud enardecida para hablar del mal gobierno y las exigencias del pueblo por igualdad de derechos y encabezó la firma del Acta de Revolución.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias