fbpx
80.5 F
Houston
martes, junio 18, 2024
InicioEditorialCUBA: LA HORA DE LOS ALTOS HORNOS

CUBA: LA HORA DE LOS ALTOS HORNOS

Ahora que se hace evidente y dramática la situación de crisis terminal de la dictadura comunista cubana, muchos son los que alientan y proponen planes y proyectos de transición y cambio, incluyendo a algunos que, de buena fe pero equivocados, hablan de regresar a la “revoluvion traicionada”, al “Manifiesto de la Sierra”.

Eso de regresar, darle vida y una transfusión revitalizadora a un pasado de sangre y traición es abrir una puerta falsa y un suicidio político.

DE MONCADISMO NADA.

Volver sí, como se dice, a Marti y a Maceo, a las raíces independentistas, a los fundadores de la Patria y a los valores de una Democracia Republicana, Occidental, Cristiana, Capitalista , Representativa, Participativa , Unitaria y Solidaria.

UNA CUBA PARA LOS CUBANOS, SIN DICTADURAS INTERNAS NI INJERENCIAS EXTRANJERAS.

La transición democrática debe venir de manos de un Acuerdo Nacional, de un Pacto Patriótico, entre los factores de la Oposición, dentro y fuera del país, en conjunción con los segmentos democráticos dentro de las Fuerzas Armadas Cubanas, amparado este Acuerdo por el arbitraje de un grupo de países de América, que negocien la salida de Cuba de todo el aparato político, burocrático y represor del feacasado, inepto y corrupto Partido Comunista Cubano y de los grandes culpables, empezando por Raúl Castro y toda la familia Castro, en un período no mayor de 72 horas, con negociación anterior de países de asilo destinatarios.

Paralelamente y con el reconocimiento diplomático de un grupo de países claves de la Comunidad Internacional, se constituiría un GOBIERNO DE RECONSTRUCCIÓN NACIONAL, compuesto, a partes iguales, por los representantes de la Oposición Interna , la Oposición Externa y las Fuerzas Armadas.

Inmediatamente se crearía un Plan de Emergencia Nacional, con el propósito de enfrentar y solucionar los más importantes asuntos de imperiosa necesidad, tales como los que se refieren a la Seguridad , la Institucionalidad Democrática, la paz social, las redes de distribución, la energía eléctrica, la salud, el transporte, la educación, los alimentos y el crédito internacional.

Igualmente, ese GOBIERNO de RECONSTRUCCIÓN contaría con la presencia garantizadora de una Fuerza Interamericana de Paz y Apoyo, compuesta por soldados de diferentes países de la OEA, que sin dañar la soberanía nacional, asistan al nuevo GOBIERNO, así establecido, a realizar en paz su plan de transición democrática, incluyendo la libertad inmediata de todos los presos políticos, el rápido desmantelamiento del Estado Totalitario, la Ilegalización del Partido Comunista, la creación de una Comisión de la Verdad y la reorganización del Estado de Derecho y la de todas sus instituciones fundamentales, así como el regreso ordenado y gradual de los cubanos que viven fuera del país y la implementacion inteligente de un Plan de Privatización de las empresas estatales y de un Gran Proyecto de Construcción de Viviendas Públicas.

Está claro que en una improvisada breve nota como esta, no cabe todo un gran plan que necesariamente debe contemplar la legalización de una provisional Carta Magna, que sirva de marco legal al cambio hacia la libertad en una Cuba Nueva, mientras se organizan los partidos políticos, se realiza un necesario censo nacional, incluyendo los exiliados y la planificación y celebración de una Asamblea Constituyente así como el necesario cambio del personal de las Embajadas y los Consulados en el mundo entero.

Todo esto y mucho más esta propuesto en nuestro libro EL PLAN MACEO, disponible en Amazon.

La hora es ahora.

Prevención y acción antes que improvisación.

Cuba lo exige. La Historia lo demanda.

Tenemos que estar a la altura de nuestro tiempo y de nuestros deberes.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes