fbpx
57.7 F
Houston
miércoles, febrero 21, 2024
InicioDestacadaLa crisis política que complica a Xiomara Castro antes de asumir el...

La crisis política que complica a Xiomara Castro antes de asumir el poder

La izquierdista Xiomara Castro se convierte este jueves en la primera mujer en gobernar Honduras, con su liderazgo puesto a prueba por un grupo de diputados rebeldes que amenazan sus planes incluso antes de su asunción

Xiomara Castro, de 62 años, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya, ganó las elecciones del 28 noviembre con una coalición liderada por su partido, Libertad y Refundación (Libre), derrotando al derechista Partido Nacional, del mandatario saliente Juan Orlando Hernández.

La asunción, a la que asistirá la vice-presidenta argentina Cristina Kirchner con una delegación parlamentaria, está programada para este jueves en el Estadio Nacional de Tegucigalpa.

Bajo la propuesta de un “socialismo democrático”, Castro plantea profundos cambios en un país donde el 71% de sus casi 10 millones de habitantes viven en la pobreza, según la ONG Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh).

También hay una elevada tasa de ho-micidios de casi 40 por cada 100.000 habitantes, generada por carteles de drogas y pandillas.

A ello se suman los fenómenos climáticos, intensificados por el calentamiento global, que provocan enormes daños.

Toda esa adversidad genera fuertes corrientes migratorias hacia Estados Unidos en busca de empleo.

Para atender esos problemas, la mandataria necesitará del apoyo del Parlamento, que incluso antes de su asunción se muestra esquivo. Aunque el analista, exdirector de la ONG Centro de Documentación (Cedoh) y exministro de Zelaya, Víctor Meza, cree que lo recuperará.

“Creo que Xiomara (…) va a tener un Congreso leal, que la va a acompañar porque requiere un Congreso fuerte para recuperar la institucionalidad, el Estado de Derecho”, destacó Meza.

Dos jefes del Congreso

La crisis inició el viernes, cuando un grupo de legisladores de Libre desestimó la propuesta de la presidenta electa de nombrar como jefe del Congreso a Luis Redondo, de la agrupación aliada Partido Salvador de Honduras (PSH), cuyo apoyo fue clave para que Castro ganara las elecciones a cambio de nombrar al aspirante presidencial de esa formación, Salvador Nasralla, como vicepresidente.

Pero una veintena de disidentes de Libre decidió respaldar a Jorge Cálix al frente del Parlamento, cuya candidatura contó el apoyo del PN y otras bancadas opositoras a Castro, en una sesión realizada en medio de gritos y golpes.

En medio de la crisis, Castro recibió el respaldo de las influyentes Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

NOTICIAS RELACIONADAS

Noticias Recientes