fbpx
87.4 F
Houston
sábado, mayo 18, 2024
InicioEditorialEXILIADOS POLÍTICOS O EMIGRADOS ECONÓMICOS: EL DEBER ES EL MISMO

EXILIADOS POLÍTICOS O EMIGRADOS ECONÓMICOS: EL DEBER ES EL MISMO

Hay quienes están a favor de una especie de política de remesas cero y cero envíos de paquetes y viajes a Cuba, bajo el argumento de que si esa estrategia de estrangulación se ejecutara, al régimen comunista de Cuba apenas le quedaría un año más de vida, considerando el desastre político, económico y social que sufre hoy nuestra querida Cuba.
Por otra parte, están aquellos, posiblemente más de un millón de exiliados de más reciente llegada, con madres e hijos que quedaron atrás, que envian todo tipo de recursos a sus familiares, dinero, medicinas, alimentos y equipos, para aliviar en algo la triste y miserable situación que sufren, por culpa de la cruel y desastrosa tiranía, fundada a sangre y fuego, por la criminal y disfuncional familia Castro y el Partido Comunista de Cuba.
Ahora bien, la familia es la familia y la madre es la madre. Quien abandona peca y puede ser considerado un desmadrado y un hijo desnaturalizado.
No hay nadie más miserable que el que abandona a los suyos.
Eso es verdad pero, nosotros los cubanos dignos, que queremos la libertad para Cuba, tenemos dos madres, la que nos parió y la patria.
No se puede amar a una y no hacerlo con la otra. No se puede proteger a una y abandonar a la otra. Martí los llamó ” los apóstatas”.
Los que hemos venido de la Isla y estamos desperdigados por todo el mundo, aquellos que somos exiliados políticos y aquellos que se consideran emigrados económicos, tenemos el deber moral, el compromiso histórico y la responsabilidad común, como ciudadanos libres, de ayudar a esos hermanos, aún bajo la bota cruel del castro-comunismo, a quitarse de arriba esas cadenas, a liquidar ese cáncer que es la tiranía.
El que quiera a una sola de las dos madres podrá tener las falsas y cobardes excusas que quiera, pero es un traidor a la patria.
Nuestro deber de luchar por la libertad y el cambio en Cuba es irrenunciable e intransferible.
Es como haberle virado las espaldas a Cristo crucificado en la cruz del Calvario.
En la Cuba tiranizada, el que ame y ayude a una madre y le vire las espaldas y no ayude a la otra, no tiene madre
He dicho.
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes