80.6 F
Houston
jueves, octubre 6, 2022
InicioEditorialEsperanza y retrocesos frente a la pandemia

Esperanza y retrocesos frente a la pandemia

La pandemia ocasionada por el coronavirus se ha cobrado la vida de más de 760.000 personas en todo el planeta y más de 21 millones se han contagiado del mortal virus. En especial, ha golpeado a América Latina y el Caribe, la región que suma más contagios que ninguna otra con 5,9 millones, y que también lamenta la mayor cifra de decesos, con un total de 235.339.

Mientras los países atraviesan todavía la primera ola de Covid-19 con restricciones, como Argentina que extendió sus medidas preventivas hasta el 31 de agosto, Europa sufre un retroceso en su flexibilización.

El uso de mascarilla ya es obligatorio en el exterior en algunas ciudades de Europa, y España decretó la prohibición de fumar en la calle, salvo si se puede mantener la distancia de seguridad de dos metros, una medida que ya estaba en vigor en algunas regiones de la península Ibérica. También se volverán a cerrar discotecas, bares nocturnos y salones de bailes.

España, uno de los más golpeados del mundo por la pandemia (28.500 fallecidos y casi 330.00 casos), atraviesa un repunte alarmante de nuevas infecciones, con 3.000 nuevos contagios en 24 horas. De su lado, ante la amenaza de una segunda ola en su territorio, el gobierno británico decidió reimponer a partir del sábado 14 días de cuarentena a los viajeros procedentes de Francia, Holanda y Malta, poco menos de un mes después de haberles eximido. La medida sigue vigente para España, Bélgica, Andorra y Bahamas.

La pandemia deja además dramáticas consecuencias económicas, como lo muestra la recesión en gran parte de los países del mundo azotados por esta terrible enfermedad.

El número de casos ha ido en aumento en Europa en las últimas semanas pero, al menos por ahora, no trepa a ese ritmo el número de fallecidos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El continente acumula 209.728 muertes, detrás de América Latina y el Caribe.

El gobierno de Estados Unidos, todavía el país con las cifras más críticas (más de 167.200 muertos y más de 5,2 millones de casos), informó que mantendrá las restricciones para los viajes no esenciales en sus fronteras con México y Canadá hasta el 21 de septiembre.

Detrás de la trágica marcha de la potencia económica sigue Brasil, con 105.463 muertos y más de 3,2 millones de casos. Allí, pese a todo, la popularidad del presidente Jair Bolsonaro, quien menospreció el Covid-19 y luego lo contrajo, registra sus mejores índices desde su llegada al poder, con una fuerte aprobación entre beneficiarios de ayudas para enfrentar la pandemia.

En tanto, Argentina decidió extender su aislamiento social que ya lleva 148 días hasta el 30 de agosto, con alguna flexibilidad en Buenos Aires y más rigor en provincias en las que se expandió el virus, anunció el presidente, Alberto Fernández.

Y la situación de Colombia no es menos grave que el anterior panorama. Todo lo contrario. Lo que se observa es que apenas están entrando en la peligrosa curva de letalidad de la pandemia. A diario el Ministerio de Salud Pública reporta en promedio 300 fallecimientos y los contagios crecen exponencialmente, así el Gobierno no ahonde mucho en las estadísticas, pero los números dicen lo que está pasando.

El país debe evitar a toda costa que el sistema de salud colapse, y aun cuando otro confinamiento total no es la solución, si se debiera endurecer las medidas de manera regionalizada para poder contener el avance de la pandemia.

Finalmente, las esperanzas de tener una vacuna en la región se fortalecieron tras el anuncio esta semana de un acuerdo entre Argentina y México para producir la diseñada por AztraZeneca y la Universidad de Oxford. La excepción es Brasil, que avanza por su propio camino, con acuerdos internacionales que incluyen incluso a la vacuna rusa.

Hoy Diario.com

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias