fbpx
68.2 F
Houston
domingo, enero 29, 2023
InicioEditorialEL VALOR DEL SILENCIO - Antonio Calatayud

EL VALOR DEL SILENCIO – Antonio Calatayud

Hoy no tengo nada que decir…o, a lo mejor, prefiero callarme ante el ruido ensordecedor de tantas opiniones, tantas conspiraciones y tantas mentiras.
El ciudadano de a pie está siendo víctima de una guerra sucia, bombardeado por grandes mentiras y medias verdades. Los principales medios de comunicación han sido secuestrados por oscuros pero visibles intereses creados… y las redes sociales están llenas de desinformación, censuras y extremismos.
Por otra parte, la política, tanto la nacional como la internacional, está hoy, mayormente, en manos de mediocres y los más de ocho mil millones de seres humanos que habitamos este maravilloso planeta estamos a la expensa de un grupo de dirigentes nacionales e instituciones internacionales que dejan mucho que desear.
En nuestra misma América, Cuba, Venezuela y Nicaragua están desde hace muchos años desgobernadas por crueles y sanguinarias dictaduras.
El dramatico desplazamiento de millones de cubanos, venezolanos y nicaragüenses que escapan de sus fallidas naciones y la emigración masiva que ocurre en diferentes regiones del mundo, son parte de un gran drama y una enorme tragedia que ocurre en este mismo Siglo XXI.
Hay millones y millones de seres humanos que no tienen que comer, que no tienen acceso a la salud ni al empleo; que no tienen acceso a la educación, a la vivienda, a la electricidad, ni siquiera al agua potable.
En muchos países del mundo no hay libertad de prensa ni elecciones libres. El drama de los presos políticos y la sistemática violacion de los derechos humanos es parte de la realidad en muchas naciones.
! Espanta la cantidad de cadenas que tiene hoy el hombre libre !
Por otra parte, la proliferación de las armas atómicas, hoy en manos de muchos gobernantes irresponsables, deja abierto al mundo a una macabra lotería donde cualquier día pudiera ocurrir una hecatombe de proporciones impensables.
Total, que estamos en una era de transición hacia un mundo tecnológico, supuestamente modernisimo y mejor, donde también sobran las esperanzas y los peligros.
Dicho todo eso, el Hombre, los seres humanos, hemos demostrado, a través de los siglos y las épocas, nuestra capacidad de supervivencia y de excelencia. Ahora, lo haremos otra vez, con el favor y la gracia de Dios.
Las calles serán nuevamente del pueblo. La libertad, la prosperidad, la seguridad, la democracia, el imperio de la ley y la paz prevalecerán definitivamente.También la caridad y la solidaridad. Tiene que ser asi.
Tenemos que aspirar y luchar para que el bien le gane al mal, para que este mundo único , nuestra casa planetaria, sea cada día un mundo mejor, un hogar universal, donde quepamos todos, donde nunca se muera la esperanza. Amén.
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias