fbpx
73.2 F
Houston
domingo, mayo 19, 2024
InicioNoticiasMundoONG: el obispo Rolando Álvarez sufre graves violaciones a sus derechos en...

ONG: el obispo Rolando Álvarez sufre graves violaciones a sus derechos en Nicaragua

El 9 de febrero pasado, el régimen de Ortega ordenó su destierro junto a otras 222 personas presas políticas, sin embargo, él se opuso y lo trasladaron a una prisión de máxima seguridad, “donde está en situación de apátrida y en aislamiento total, cumpliendo una condena de 26 años por supuestos delitos considerados traición a la patria”

La ONG Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos (Raza e Igualdad) aseguró el martes que el encarcelado obispo Rolando Álvarez y la veterana defensora de derechos humanos Vilma Núñez, ambos nicaragüenses, “se encuentran sufriendo graves violaciones a los derechos humanos”.

Raza e Igualdad hizo esa denuncia en el marco de la ceremonia de entrega del Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2023, celebrado en Estrasburgo (Francia), en la que, junto a la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) y la Red EU-LAT, destacó el “trabajo legítimo y esencial de las personas defensoras de derechos humanos nicaragüenses para contribuir a la democracia y el Estado de Derecho en la región más violenta del mundo para quienes defienden los derechos humanos”.

“La situación en Nicaragua continúa deteriorándose gravemente y prevalece la total impunidad de todos los crímenes cometidos desde abril de 2018, en particular los crímenes de lesa humanidad, por ello es importante que no cese el apoyo de la comunidad internacional a la sociedad civil independiente en Nicaragua”, abogó la directora de la oficina de las Américas de la FIDH, Jimena Reyes, en una declaración enviada a los medios.

Reyes destacó que tanto el obispo Álvarez como la defensora Núñez quedaron entre los tres finalistas del Premio Sájarov, lo que, a su juicio, es “un reconocimiento a la valiente labor de las personas nicaragüen-ses defensoras de los derechos humanos”.

Para Raza e Igualdad, tanto el religioso como la veterana defensora de derechos humanos “son símbolos de la lucha por la libertad, la restauración de la democracia y el Estado de derecho en Nicaragua”.

“Ambos se encuentran en el país, en condición de apátrida, despojados de sus derechos ciudadanos y expuestos a graves violaciones a sus derechos humanos e integridad personal”, agregó.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias Recientes