61.5 F
Houston
sábado, octubre 1, 2022
InicioEditorialDIME CON QUIÉN ANDAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

DIME CON QUIÉN ANDAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Por Alejandro Sotomayor

Hace un tiempo entrevistaron a Willy Chirino, tras la aparición de Olga Tañón en una entrevista con María Elvira en la que la señora Tañón no dijo ni esta boca es mía ni siquiera de su experiencia en el famoso concierto en La Habana, mientras María Elvira, con lágrimas de opereta, le entregaba un ramos de flores en nombre del exilio cubano, que ella no representa. Menos mal que María Elvira aclaró que ella cree que los que la amenazan de muerte, a ella y a sus hijas deben ser agentes castristas infiltrados en Miami. Y Chirino no estuvo muy claro en sus palabras.

No tengo interés en juzgar a nadie, pero la señora Tañón tiene ciertas obligaciones con la humanidad, no digamos con los admiradores de su arte. Ella tenía que comentar algo. La gente fue al concierto porque la propaganda lo presentó como un acto digno de verse, y una multitud de jóvenes corrió los riesgos de caminar bajo el sol habanero, sin tener lugares adecuados donde tomar agua, comer algo y hacer sus necesidades físicas, número uno y número dos. Hubo desmayos. Aunque algunos han señalado que las personas mayores, los ancianos no se presentaron en el concierto, como señal de que los jóvenes se han distanciado de la opinión de sus mayores, no es necesario tener mucho en la sesera para comprender que sólo gente muy joven tiene la energía necesaria para caminar horas sin agua suficiente ni alimentos.

Un análisis superficial de lo que significa el concierto nos permite observar que Juanes en más de una ocasión ha dado a conocer su admiración por ese despreciable asesino de sangre fría conocido como el Ché Guevara que en su Diario deja constancia de que en distintas emboscadas mató 53 personas en los días de Bolivia. Otro punto importante: Miguel Bosé, el cantante español, comentó el derrumbe de las torres gemelas agregando: “Me alegro mucho que esto haya ocurrido y deseo que le pasen cosas peores a los Estados Unidos”. Que según dijo Juanes los cantantes no los eligió el tirano, sino él. Pues bien entre los elegidos estaba el Silvio Rodríguez, el hombre que más elogios ha dedicado a Castro y que firmó la petición de pena de muerte para los tres jóvenes que trataron de escapar de Cuba en una de las lanchitas que cruzan la bahía habanera.

Por cierto que en todo este comentar del concierto de Juanes algunos, como Carlos Alberto Montaner no han dicho nada, aunque en una entrevista que le hicieron por la televisión venezolana defendió a Silvio Rodríguez con el que dijo que habló en varias ocasiones y que Silvio Rodríguez en el fondo es buena persona y que si firmó las sentencias de muerte fue porque lo obligaron. Si hubiera sido un hombre digno no hubiera aceptado la obligación de mandar a la muerte a tres jóvenes asesinados ‘legalmente’ por la tiranía.

Y para no olvidar lo que dijo Willy Chirino que exoneró de culpa a Juanes porque no pidió la libertad de los presos políticos en Cuba. Lo excusó diciendo que la misión de Juanes era llevar alegría al pueblo cubano nada más. Se le fue la musa a Chirino aunque lo seguimos admirando como un buen cubano y buen cantante.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias