fbpx
Inicio Turismo Belén la cuna del Niño Jesús, se vuelve a llenar de turistas...

Belén la cuna del Niño Jesús, se vuelve a llenar de turistas por las fiestas de Navidad

Situada a 10 km. al sur de Jerusalén, Belén se emplaza sobre dos elevadas mesetas. Como lugar de nacimiento de Cristo, esta pequeña ciudad ha sido lanzada a la escena mundial y su nombre evoca imágenes del Niño Jesús, de los Reyes Magos y de los Pastores

El tradicional lugar de nacimiento de Jesús se recupera de una recesión de dos años por la pandemia de Covid 19. El reciente aumento de enfrentamientos entre israelíes y palestinos parece tener poco efecto en la vital industria del turismo.

Belén está situada a 765 m. sobre el nivel del mar, rodeada de onduladas colinas que se extienden en dirección al este, hacia el Desierto de Judea, ofreciendo fascinantes vistas de un paisaje antiguo de viñedos, olivos y pueblecitos. Es una de las más prósperas ciudades de Palestina, con un suelo extremadamente fértil cuyos productos son vendidos cada semana en el mercado local. Existen en Belén exitosas industrias que producen una amplia gama de productos, incluyendo muebles, plásticos, productos farmacéuticos, tejidos, joyas y bebidas alcohólicas. Belén es también famosa por las ta-llas a mano en madera de olivo, la joyería de nácar y los característicos bordados.

Los negocios se recuperan en Belén tras dos años en shock por la pandemia del COVID, algo que levantó el ánimo en la tradicional ciudad natal de Jesús antes de las fiestas navideñas.

Las calles están llenas de grupos de turistas. Los hoteles, repletos. Los meses de mortíferos combates entre israelíes y palestinos parecen tener poco efecto en la vital industria turística del lugar.

Elias Arja, director de la asociación hotelera de Belén, declaró que los turistas desean visitar los lugares religiosos de Tierra Santa, tras haber sufrido cierres y restricciones de viaje en los últimos años y espera que el repunte continúe.

“Esperamos que 2023 sea un año de auge y que el negocio sea excelente porque todo el mundo, y especialmente los turistas religiosos cristianos, quieren volver a Tierra Santa”, comentó Arja, propietario del Hotel Bethlehem.

Decenas de grupos de prácticamente todos los continentes posaron para hacerse selfies ante la iglesia de la Natividad, construida sobre la gruta donde los cristianos creen que nació Jesús. Un gigantesco árbol de Navidad brillaba en la adyacente plaza del Pesebre, y los turistas se agolpaban en las tiendas para comprar cruces de madera de olivo y otros recuerdos.

La Navidad suele ser la temporada alta del turismo en Belén, situada en Cisjordania, a pocos kilómetros al sureste de Jerusalén. En la época anterior a la pandemia, miles de peregrinos de todo el mundo llegaban al lugar.

Pero esas cifras cayeron en picada durante la pandemia. Aunque el turismo no se recuperó del todo, las hordas de visitantes son una mejora bienvenida y una señal alentadora.

“La ciudad se convirtió en una ciudad de fantasmas”, afirmó Saliba Nissan, de pie junto a una escena de pesebre de 1,3 metros de ancho en el interior de la Nueva Tienda de Belén, la fábrica de madera de olivo de la que es copropietario con su hermano, que se encontraba llena de estadounidenses.

Como los palestinos no tienen aeropuerto propio, la mayoría de los visitantes internacionales llegan a través de Israel. El Ministerio de Turismo israelí espera unos 120.000 turistas cristianos durante la semana de Navidad.

Eso se compara con su máximo histórico de alrededor de 150,000 visitantes en 2019, pero es mucho mejor que el año pasado, cuando los cielos del país estaban cerrados para la mayoría de los visitantes internacionales. Como hizo en el pasado, el ministerio planea ofrecer autobuses especiales entre Jerusalén y Belén en Nochebuena para ayudar a los visitantes a ir y venir.

“Si Dios quiere, este año volveremos a estar como antes del coronavirus, e incluso mejor”, declaró la alcaldesa de Belén, Hanna Hanania.

También manifestó que unas 15.000 personas asis-tieron al reciente encendido del árbol de Navidad de Belén, y que se espera que delegaciones internacionales, artistas y cantantes participen en las celebraciones.

“La recuperación comenzó de forma significativa”, confesó, aunque dijo que la violencia reciente siempre tiene cierta influencia en el turismo.

Israel arrebató Cisjordania a Jordania en la Gue-rra de los Seis Días de 1967. La Autoridad Palestina, reconocida internacionalmente, tiene una autonomía limitada en algunas partes del territorio, incluida Belén.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí