Inicio Cultura Se fue Alice Munro, premio Nobel de Literatura y “maestro de la...

Se fue Alice Munro, premio Nobel de Literatura y “maestro de la forma”

Munro es la única persona de Canadá que ha recibido el máximo galardón a las letras mundiales

La escritora canadiense Alice Munro, premio Nobel de Literatura 2013, falleció en Ontario, a los 92 años. La familia de la maestra del cuento moderno confirmó el deceso al diario The Globe and Mail.

Munro es la única persona de Canadá que ha recibido el máximo galardón a las letras mundiales. Ese reconocimiento le fue entregado por su maestría en el cuento contemporáneo, según el jurado; además, elogió su sutil narración, que se caracteriza por la claridad y el realismo sicológico.

Munro no asistió a recibir el Nobel en 2013, pero en una conversación videograbada con anticipación, sostuvo: “Quiero que mis historias conmuevan a la gente, no me importa si son hombres, mujeres o niños (…) que sientan algún tipo de recompensa por la escritura, y eso no significa que deba tener un final feliz o algo así, sino simplemente que todo lo que cuenta la historia conmueva al lector de tal manera que sienta que es una persona diferente al terminar”.

Nacida el 10 de julio de 1931 en Wingham, en el oeste de la provincia de Ontario, se desenvolvió en una sociedad rural. Su padre, Robert Eric Laidlaw, era un criador de zorros y aves de corral y su madre fue maestra de escuela, según la agencia Afp.

Durante su adolescencia, Alice Munro decidió transformarse en escritora, un camino del que no se desviaría en toda su vida. No tengo ningún otro talento, no soy una intelectual y me desempeño mal como ama de casa. Nada podría venir a perturbar lo que yo hago, indicó hace años.

En 1994, en entrevista con The Paris Review, Alice Ann Laidlaw, conocida como Alice Munro, recordó: estuve escribiendo desesperadamente todo el tiempo que estuve embarazada porque pensaba que nunca podría escribir después. Cada embarazo me impulsaba a hacer algo grande antes de que naciera el bebé. En realidad, no hice nada importante.

El rotativo británico The Guardian reportó que para su colega y compatriota Margaret Atwood, Munro fue una de las principales escritoras de ficción inglesa de nuestro tiempo; a su vez, el novelista Salman Rushdie la elogió como una maestra de la forma, mientras Jonathan Franzen consignó alguna vez que ella es una del puñado de escritores, algunos vivos, la mayoría muertos, a los que tengo en mente cuando digo que la ficción es mi religión.

Los relatos de Munro aparecieron al principio en revistas como Tamarack Review, Montrealer y Canadian Forum, y de manera paulatina reunió suficientes para una colección que apareció en 1968: Dance of the Happy Shades.

Algunos de sus libros son Danza de las sombras felices, La vida de las mujeres, ¿Quién te crees que eres?, Las lunas de Júpiter, Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio, Fugitiva, La vista desde Castle Rock, Demasiada felicidad y Querida vida.

Acerca de sus lecturas, Munro confió a The Paris Review: “No me gustaba mucho Faulkner. Me encantaban Eudora Welty, Flannery O’Connor, Katherine Anne Porter, Carson McCullers. Tenía la sensación de que las mujeres podían escribir sobre lo extraño, lo marginal.

“Me encantó Cien años de soledad, pero no se puede imitar. Parece fácil, pero no lo es. Es maravilloso cuando las hormigas se llevan al bebé, cuando la virgen sube al cielo, cuando el patriarca muere y llueven flores. Pero igual de difícil de llevar a cabo e igual de maravillosa es So Long, See You Tomorrow, de William Maxwell, donde el perro es el personaje.”

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil