83.2 F
Houston
domingo, octubre 2, 2022
InicioEditorial4 de Julio: Día de democracia digna

4 de Julio: Día de democracia digna

Por Luis Conte Agüero

Como PÓRTICO de esta efemérides mundial de la libertad que es el 4 de Julio y su influencia en otros pueblos y gentes, evoquemos aquel 4 de Julio de 1851, San Francisco de Jucaral, partido de Cascorro, Camagüey, Cuba, en que al prócer Joaquín de Agüero y Agüero le crece la grandeza al dictar la primera Declaración de Independencia hecha en los campos de Cuba: “Ya decididos a no vivir por más tiempo sometidos a España”. “De hecho y de derecho nos constituimos en abierta rebelión contra todos los actos y leyes que emanen de nuestra antigua metrópoli. desconocemos toda autoridad, de cualquier clase y categoría que sea, cuyos nombramientos y facultades no traigan su origen exclusivamente en la mayoría del pueblo de Cuba, solo en moral a quien reconocemos con facultades para darse leyes en la persona de sus representantes”.

Al celebrar el 4 de Julio de 1776, día símbolo de la Declaración de Independencia, John Adams recomendó que se solemnizara “con pompa y desfiles; con espectáculos, juegos, deportes, disparos de cañón, campanas, fogatas e iluminaciones, desde un extremo al otro de este continente, desde ahora en adelante y para siempre” lo que define la necesidad de que aquellos conceptos, sentimientos, ideales y valores permanezcan vigentes en el impulso el desarrollo humano, la prosperidad de los pueblos, “the persue of happiness”; que no traduzco como “búsqueda” sino como “seguimiento”, ese recorrer de la felicidad, objetivo individual y colectivo.

La “pompa”, vinculada a presunción y vanidad, refleja esencias entrañables de una nacionalidad que no quiere extraviarse en angustias y justificaciones de desencantos sino avanzar en sonrisas y riquezas. Al buscar la independencia aquellas 13 colonias procuran grandezas basadas en el trabajo duro, la familia, la libertad, la fe en Dios. Entonces, a las formalidades oficiales de protocolos, tradiciones, discursos ceremoniales y políticos, inauguración de obras públicas, se suman desfiles, uniformes vistosos, exhibiciones artísticas, parques y ciudades cubiertas de color, noches iluminadas, tardes vibrando en marchas, asados y reuniones campestres.

Esta filosofíafisiología de optimismo, que explica muchos logros de los Estados Unidos, se fundamentó en sacrificios y martirios, incluyendo los sufridos por aquellos 56 firmantes de la Declaración del 4 de Julio que aunque también motivados por conceptos económicos, tributarios, impuestos al té, etc. arriesgaban ventajas personales, pues 22 eran abogados, 10 comerciantes y 14 granjeros y tuvieron muertes por heridas de guerra; prisión, quema de sus hogares y ruina económica. En la Batalla de Yorktown, acuartelados los ingleses en la casa de Thomas Nelson, sus artilleros evitaban disparar contra ella. ¿Por qué evaden mi casa? preguntó a un artillero“Por respeto a Ud., señor”. Entonces Nelson mismo dirigió el fuego sobre su propiedad y la dañó grandemente. La revolución francesa influyó más que la americana en las guerras de independencia frente a España, pero de la primera en tiempo deriva la tríada famosa “Libertad, igualdad, fraternidad”. El 4 de Julio fue primero. El joven Marqués de Lafayette que brilló en Francia, maduró en Estados Unidos. Sus organizadores fueron devotos de Dios.

Véase al Comandante en Jefe, George Washington, de rodillas en su Oración de Valley Forge. Sí, fue una epopeya fundamentada en el derecho natural, el de gentes, que procuró un sistema político basado en la voluntad del pueblo expresada en el sufragio. La guillotina no manchó su lucha. Sus enormes frutos materiales, espirituales, constitucionales, han permanecido vitales sin que ni siquiera la sangrienta guerra norte-sur interrumpiera la continuidad democrática. En su letra y espíritu viven músculos y alas.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias