Trump se Acerca a la Nominación Tras Vencer en Siete Estados más

Donald Trump ha confirmado en el Supermartes que, de momento, no encuentra rival que le frene. Beneficiado una vez más por la división del resto del espectro, entre los candidatos del establishment y el conservadurismo radical que representa Ted Cruz, logró la victoria en siete de los once estados en los que se votaba. Alabama, Arkansas, Vermont, Georgia, Massachusetts, Tennessee y Virginia suman la lista de victorias del millonario, pero no Alaska, donde finalmente Cruz se alzó con la victoria. El triunfo global de Trump se hizo especialmente sólido en los estados del sur, donde rondó una media en torno al 40% de los sufragios, a excepción de Texas, en el que el senador por ese estado, Ted Cruz, hizo valer las encuestas y se llevó la victoria. A ella sumó la de Oklahoma, de manera inesperada, lo que le valió una noche relativamente positiva.

0

Donald Trump ha confirmado en el Supermartes que, de momento, no encuentra rival que le frene. Beneficiado una vez más por la división del resto del espectro, entre los candidatos del establishment y el conservadurismo radical que representa Ted Cruz, logró la victoria en siete de los once estados en los que se votaba. Alabama, Arkansas, Vermont, Georgia, Massachusetts, Tennessee y Virginia suman la lista de victorias del millonario, pero no Alaska, donde finalmente Cruz se alzó con la victoria. El triunfo global de Trump se hizo especialmente sólido en los estados del sur, donde rondó una media en torno al 40% de los sufragios, a excepción de Texas, en el que el senador por ese estado, Ted Cruz, hizo valer las encuestas y se llevó la victoria. A ella sumó la de Oklahoma, de manera inesperada, lo que le valió una noche relativamente positiva. El otro senador de origen hispano, Marco Rubio, salvó al final los muebles al lograr la victoria en Minnesota, pero no logró vencer en Virginia (pese a quedarse a las puertas), un estado en el que Trump hizo historia con su triunfo.
Sin embargo, la acumulación de victorias en estados, aunque permite al millonario neoyorquino ampliar su ventaja, le mantiene aún lejos de los 1.237 delegados (mitad más uno) necesarios para obtener la nominación. Hace cuatro años, a estas alturas, el que después resultaría nominado, Mitt Romney, había alcanzado ya los 400 delegados. Trump ahora está ligeramente por encima de los 300. El motivo es que el reparto del martes se llevaba a cabo por el sistema proporcional, en función del porcentaje de votos obtenidos por cada uno. A excepción de aquellos candidatos que no llegaban al 20%, que se quedaban fuera del reparto. Esa es la razón por la que tanto Cruz como Rubio mantuvieron su intención de seguir dando batalla para evitar que Trump sea el candidato republicano que se enfrente previsiblemente a Hillary Clinton. El primero, reivindicándose como el único que puede batirle. El segundo, apelando a la necesidad de reforzar el movimiento conservador y la unidad, con vistas a las primarias de Florida, el estado al que representa, donde Rubio se comprometió a frenar al magnate en la que puede ser la madre de todas las batallas.
Kasich va a mantenerse en la carrera con la esperanza de derrotar a Trump en su estado Ohio, otro de los que se liquidará también el día 15 y que también procederá al reparto de delegados mediante el sistema mayoritario.
El republicano Ben Carson dijo este miércoles que no ve un “camino político por delante” tras sus malos resultados en el Supermartes. El neurocirujano retirado evitó anunciar formalmente el fin de su campaña, pero avanzó que no acudirá al debate televisivo del jueves.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY