Siguen Apareciendo Nombres en el Caso Odebrecht

0

Los últimos en sumarse, Alan García y algunos funcionarios de su gobierno, Felipe Calderón de México, Macri de Argentina, aunque todos niegan sus vínculos. Investigaciones en curso continúan destapando el mayor escándalo de soborno

La procuradora  encargada del caso Odebrecht en Perú, Katherine Ampuero, dijo que presentó una denuncia contra el expresidente peruano, Alan García, por el pago de sobornos del consorcio brasileño Odebrecht en perjuicio de la administración pública.
La funcionaria, que actúa en defensa del Estado peruano, amplió esta denuncia al exministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, y al exdirector ejecutivo de la Autoridad del Tren Eléctrico de Lima, Oswaldo Plascencia, por el mismo delito.
“Hemos formulado una denuncia por delitos contra la administración pública porque hemos recabado, a consideración de esta procuraduría, suficientes elementos de convicción que sustentan que se abra investigación a estas tres personas”, sostuvo Ampuero.
El caso Odebrecht, que involucra al exmandatario Alan García y a sus más cercanos colaboradores durante su gobierno (2006-2011), está precedido por la detención del exviceministro de Comunicación, Elmer Cuba, quien se encuentra preso por recibir dos millones de dólares para otorgar a Odebrecht la concesión de la obra del Tren Eléctrico.
Además, el pasado 31 de enero, las autoridades peruanas detuvieron a su llegada de Estados Unidos a Jorge Cuba, viceministro de Comunicaciones durante el segundo mandato presidencial de Alan García, predecesor de Humala. La Fiscalía acusa a Cuba de obtener dos millones de dólares por ayudar a Odebrecht a quedarse con la licitación de unas obras de metro.
Calderón de México
Un correo electrónico muestra que ejecutivos de Odebrecht gestionaron la posibilidad de una reunión entre Felipe Calderón y Luis Inacio Lula da Silva, como parte de su estrategia de negocios en Pemex.
La Presidencia de México -durante la gestión de Felipe Calderón- y Pemex han sido involucradas en la investigación del caso “Lava Jato”, en Brasil, sobre los sobornos que el gigante de la construcción Odebrecht repartió en América Latina y en dos países africanos para obtener contratos por miles de millones de dólares.
Una de las evidencias que involucra a México es un correo electrónico entre dos ejecutivos de ese consorcio, llamados Roberto Prisco Ramos y Alexandro Alencar, en el cual gestionaron una reunión entre Calderón y el entonces presidente de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva como parte de su estrategia de negocios en Pemex, de acuerdo con una parte del expediente al que Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad  (MCCI) ha tenido acceso.
Este mensaje en particular ha sido considerado como una prueba relevante por el juez brasileño, Sergio Moro en una línea de investigación contra Lula por presuntamente haberse prestado a los intereses de Odebrecht usando su investidura como Presidente de Brasil.
Santos arremete
Mientras el escándalo de Odebrecht sigue creciendo y amenaza cada vez más al presidente Juan Manuel Santos, el mandatario colombiano llamó a la empresa “manzana podrida” y aseguró que su gobierno “construyó un muro” ante la compañía acusada de sobornar a gobiernos de toda Latinoamérica.
Santos arremetió contra la corrupción durante la primera comparecencia en la que aborda el tema. Se notaba visiblemente irritado y las declaraciones ocurrieron un día después de que la Fiscalía asegurara que tiene nuevas evidencias que indican que la constructora brasileña pagó un millón de dólares por una encuesta de opinión realizada durante su campaña de reelección en 2014.
“No vamos a permitir que esa manzana podrida pueda perjudicar esta gran revolución de la infraestructura que estamos realizando en Colombia”, dijo Santos mientras inauguraba la ampliación de un aeropuerto en el selvático y paupérrimo departamento del Chocó, en el oeste de Colombia.
Argentina
En Argentina estaba muy instalada la idea de que el caso Odebrecht era un problema del kirchnerismo. Durante los 13 años en el poder de Néstor y Cristina Kirchner  la multinacional brasileña hizo grandes negocios y, según la investigación judicial,  aportó a “intermediarios” en Buenos Aires 35 millones de dólares que le permitieron acceder a contratos por unos 278 millones de dólares. Sin embargo, el escándalo ha dado un vuelco inesperado y ha tocado de lleno el entorno del presidente actual, Mauricio Macri.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY