‘Santos Sabía que yo Estaba Secuestrada’. Lo Disimuló por los Diálogos de paz: Periodista

0

Después de su terrible experiencia, hay unas preguntas para hacerle sobre el oficio. Su estilo es el de un periodismo muy valiente e independiente. Pero, ¿no le trae problemas a un gobierno que secuestren a un periodista por meterse en sitios bastante peligrosos? ¿Eso no debe tener un límite?
No tiene que haber ningún límite, y menos del Gobierno, que no tiene que meterse nunca con el trabajo de un periodista.
¿Usted iba a entrevistarse con el Eln o a hacer una crónica sobre el Catatumbo? No entiendo de dónde sacó el Presidente que yo me iba a ver con los del Eln. En ningún caso fui allá a eso. Yo iba a hacer una crónica sobre esa loca teoría de Obama de que ahora se va a llevar a todos esos campesinos cultivadores de coca extraditados. Quería saber qué pensaba allá la gente de eso, y de la famosa fumigación manual con glifosato. Además, quería averiguar, en una zona donde conviven las Farc, el Eln y las bandas criminales, quién va a ocupar ese espacio cuando se vayan las Farc.
Después de que fue secuestrada, ¿no se arrepintió de haber ido? Para nada. Hombre, pues obviamente a uno le da rabia. Rabia de creer que esos idiotas del Eln me iban a devolver los equipos. Me preocupa la información que tengo ahí y que pueda traerle problemas a otra gente.
Usted dijo una frase que no se entendió muy bien. ‘Si el Gobierno pensaba que yo estaba en un trabajo, ¿para qué me manda a buscar?’ ¿No era esa la obligación del Gobierno? Es que en un momento dado el Presidente dijo: no estamos seguros de si está retenida por algún grupo o está haciendo un trabajo. Si cree que estoy haciendo un trabajo, pues que no me mande al Ejército.
Pero si estamos diciendo que ya desde el lunes usted debía haber regresado y no lo hizo, ¿cómo no mandar al Ejército a buscarla? Pues porque si el Gobierno dice que estoy haciendo un trabajo, no me mande al Ejército. Si en cambio tiene la hipótesis fuerte de que estoy secuestrada, mándeme al Ejército. ¿Por qué me mandaron al Ejército? Pues, porque en contra de lo que el Presidente decía públicamente, él ya sabía que estaba secuestrada.
A los periodistas se nos hace una crítica válida. Que hacemos mucho trabajo de escritorio y poco de campo. ¿Qué va a hacer Salud después de esta mala experiencia? ¿Seguirá yendo a las zonas de peligro a hacer crónicas y reportajes? No a las zonas de peligro. A las zonas de Colombia, a donde tiene derecho de ir cualquier colombiano. Hacer crónica es lo que me gusta. Es lo que sé hacer. Yo no sé pontificar, no soy una analista sesuda. Soy responsable de mi vida y de mi libertad. Si de aquí en adelante me descuartizan y me botan a un río es problema mío. No me manden a buscar. No gasten plata en mí. Yo firmo eso donde sea. Vuelvo y lo repito para que quede muy claro: de este secuestro no es responsable el Gobierno, por Dios. Otra cosa es que no hubiera querido decir la verdad cuando ya sabían que yo estaba secuestrada. Lo que pasa es que cuando se mezcla la política, todo se enturbia.
¿Y cuál política se mezcló aquí? Pues que si no me hubiera secuestrado el Eln sino el Epl o ‘los Urabeños’, desde el mismo domingo lo hubieran dicho. Pero como estamos ad portas de un proceso con el Eln, hay que disimular. A eso me refiero. La política, donde mete la mano, mete la pezuña. Lo ensucia, lo perturba todo. Con el Eln hay un interés especial. No es el primer secuestro del Eln que el Gobierno disimula. Eltiempo.com

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY