Putin Suspende Pacto con EE.UU. que Evitaba Actos Aéreos

0

 Rusia y Estados Unidos habían firmado el protocolo en 2015. Consejo de la ONU se reúne este viernes

El presidente ruso, Vladimir Putin, condenó este viernes los ataques aéreos estadounidenses contra Siria  en respuesta a un aparente ataque químico por considerarlos un acto de “agresión contra un Estado soberano” y suspendió un acuerdo con Estados Unidos destinado a evitar incidentes hostiles en el espacio aéreo de su aliado sirio.

“La parte rusa suspende el memorando con Estados Unidos sobre la prevención de los incidentes y la seguridad de los vuelos durante las operaciones en Siria llevadas a cabo por la aviación rusa y la estadounidense”, declaró la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Maria Zakharova, en un comunicado.

Rusia y Estados Unidos firmaron ese protocolo de acuerdo -con reglas y restricciones para impedir incidentes entre aviones de los dos países en el espacio  aéreo sirio- en octubre de 2015, pocas semanas después del inicio de la intervención rusa en Siria en apoyo al régimen sirio.  Los aviones rusos y estadounidenses efectúan ataques aéreos contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria. El acuerdo aconsejaba la utilización común de algunas frecuencias de radio y proponía la creación de una línea de comunicación terrestre adicional.

La decisión de Rusia se dio después de que Estados Unidos lanzó en la noche del jueves un vigoroso bombardeo contra objetivos en Siria, en el que utilizó, por lo menos, 59 misiles Tomahawk. El ataque fue en respuesta al perpetrado en Siria hace tres días y en el que murieron al menos 86 personas, dos de ellas niños, por armas químicas. Estados Unidos responsabilizó al líder Bashar al Asad por ese hecho.

Este es el primer ataque estadounidense directo contra el gobierno del presidente Bashar al Asad desde que comenzó la guerra civil en ese país, en enero del 2011, por lo que representa un escalamiento de imprevisibles consecuencias en este conflicto que ha quitado la vida a más de 300.000 personas.

“No puede haber duda de que Siria utilizó armas químicas prohibidas, violó sus obligaciones bajo la convención sobre armas químicas e ignoró la exhortación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, agregó Trump, quien se reunió el jueves con el líder chino Xi Jinping, a quien también informó sobre el ataque aéreo.  “El presidente sirio, Bashar al Asad, ahogó a los indefensos”, agregó el mandatario.

La presidencia de Siria se pronunció sobre el ataque y lo calificó como un acto “irresponsable” e “idiota”.
“Todo lo que ha llevado a cabo Estados Unidos es únicamente un acto idiota e irresponsable y revela su falta de visión y su ceguera en los planos político y military”, indica un comunicado de la presidencia.

Lo que se sabe del ataque a Siria

La base aérea siria Al Shayrat, blanco de un ataque estadounidense de misiles de crucero, fue el punto de despegue de los aviones que lanzaron un ataque químico atribuido al régimen de Damasco, según el Pentágono.

La base Al Shayrat, en la provincia central de Homs, fue atacada hacia las 00:40 (hora local) del viernes por 59 misiles Tomahawk lanzados desde los buques estadounidenses USS Porter y USS Ross, que se encontraban en el Mediterráneo oriental.
De acuerdo con el Pentágono, los servicios de inteligencia estadounidenses determinaron que los aviones que lanzaron el ataque químico contra la localidad de Jan Sheijun habían despegado desde esa base.

La base era conocida como lugar de almacenamiento de armas químicas antes de 2013 y del desmantelamiento del arsenal químico sirio, indicó el capitán Jeff Davis, portavoz del Pentágono.

La agencia oficial siria Sana informó que el ataque “provocó la muerte de nueve civiles, entre ellos cuatro niños, causó siete heridos y ocasionó importantes destrozos en casas de las aldeas de Al Shayrat, Al Hamrat y Al Manzul”, cercanas a la base.

Sana no precisó si ese balance incluye el reporte de seis muertos proporcionado por las Fuerzas Armadas sirias.

Aviones, hangares, radar

Las primeras evaluaciones del bombardeo muestran que hubo “grandes daños o destrucción de aviones” y de infraestructura de la base, “disminuyendo la capacidad del Gobierno sirio para llevar a cabo ataques”.
Los misiles Tomahawk apuntaron principalmente a “hangares aéreos reforzados”, a tanques de almacenamiento de petróleo, municiones, defensas antiaéreas y radares.  Pero la pista misma no fue atacada, declaró el capitán Davis, contrariamente a indicaciones suministradas en un primer momento por un responsable estadounidense.
El general H.R McMaster, consejero de seguridad nacional del presidente Trump, afirmó de su lado que los estadounidenses habían evitado atacar el lugar “donde pensamos que se almacena el gas sarín”. “No deseamos crear un peligro para civiles ni para nadie”, agregó.  Según el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahmane, “el aeropuerto fue casi totalmente destruido: los aviones, la pista, el depósito de combustible y las instalaciones de defensa aérea fueron pulverizados.”  En tanto, el corresponsal de la televisión rusa Rossiia 24, Evgueni Poddoubni, que se desplazó al lugar, afirmó que “nueve aviones sirios de las Fuerzas Armadas fueron destruidos” por el bombardeo estadounidense.  En las imágenes se ven al menos dos aviones intactos en sus hangares de cemento armado, mientras pedazos de chapa y de escombros no identificables recubren el suelo. También se ve el impacto de una bomba que ennegreció la pista de aterrizaje, que quedó sin embargo en buen estado.

“Respuesta. Proporcional”

El portavoz estadounidense dio a entender que no hay intención de repetir el ataque. “Se trató de una respuesta proporcional” al ataque a Jan Sheijun, destinado a “disuadir al régimen de utilizar armas químicas de nuevo”.
“Será la decisión del régimen si hay otros (bombardeos), eso se decidirá sobre la base de su comportamiento futuro”, añadió.

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY