Puertorriqueños Creen que una Antigua ley Comercial Está Retrasando la Ayuda

0

La crisis humanitaria provocada por el huracán María en Puerto Rico se agravó en toda la isla, con pueblos sin agua potable, combustible, electricidad o servicio telefónico después del devastador paso del meteoro.
Un grupo de alcaldes agobiados llegaron a la ca-pital para reunirse con el gobernador del territorio estadounidense, Ricardo Rosselló, y le presentaron una larga lista de artículos que necesitan con urgencia.  La ciudad costera norteña de Manatí se quedó sin combustible y agua potable, dijo el alcalde José Sánchez González.
El alcalde dijo entre lágrimas que la histeria estaba empezando a extenderse. Dijo que el hospital local estaba a punto de colapsar y que estaba a plena capacidad. Pidió ayuda urgente.
El número de muertos causados por María en ese lugar era de siete, después de que el sábado se encontró un cadáver en un río. La cifra de víctimas probablemente aumentará.
Las autoridades aseguran que la Ley Jones o el ‘Jones Act’ que regula el transporte de mercancías a la isla está impactando los esfuerzos para hacer más efectivos los auxilios que necesitan urgentemente tras el paso del huracán María.
La posibilidad de que Puerto Rico esté sin electricidad durante meses impactará directamente en la capacidad de las autoridades de garantizar los mínimos servicios de alimentación, salud, transporte y educación de su población.
El desastre provocado por el huracán María en la isla es de proporciones nunca antes vistas, al menos en el último siglo. En ese contexto es vital que la ayuda llegue rápido a Puerto Rico, de forma expedita y sin complicaciones tanto legales como administrativas.
Sin embargo, un creciente número de políticos en Washington está exigiendo al Departamento de Seguridad Nacional que levante algunas restricciones legales que están impidiendo que barcos puedan atracar en puertos de la isla con suministros que son considerados urgentes.
La principal traba legal parece ser la llamada Ley Jones o el Jones Act, como se le conoce en inglés.
Qué es el Jones Act
El Jones Act es una ley que, entre otras cosas, contiene una regulación comercial que señala que cualquier transporte de personas o mercancías entre dos puertos de Estados Unidos debe hacerse con un barco de bandera estadounidense, o de lo contrario (si es de bandera extranjera) será sancionado con impuestos y tarifas. Fue aprobada poco después del fin de la Primera Guerra Mundial con el objetivo de ayudar a la industria naviera nacional a recuperarse tras el conflicto bélico. Esos buques además deben ser de fabricación estadounidense, tripulados por estadounidenses y ser de dueños estadounidenses.
El Departamento de Seguridad Nacional negó a Puerto Rico un levantamiento parcial de la ley, tal como lo hizo con Florida, Texas y Louisiana. El razonamiento es que el problema con el envío de suministros a la isla no tiene que ver con la cantidad de barcos, sino con la capacidad que tienen los puertos de la isla ante un aumento del tráfico de buques.
Esta ley de casi un siglo de antigüedad ha causado precios inflados en la isla. Según un reportaje del diario The New York Times, un informe elaborado por la Universidad de Puerto Rico encontró que el Jones Act causó 17,000 millones de dólares en pérdidas para la economía de la isla entre 1990 y 2010. Incluso va más allá al afirmar que si la ley no hubiese existido, Puerto Rico no tuviera la astronómica deuda que actualmente la tiene al borde del colapso económico.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY