Peña Nieto Cancela su Reunión con Trump

0

La tensión entre Washington y México se dispara. La escalada amenaza con bloquear con la negociación del Tratado de Libre Comercio

Las hostilidades han dado comienzo. El presidente de México, Enrique Peña Nieto,  anunció que suspende la reunion con Donald Trump en Washington para tratar el Tratado de Libre Comercio. La decisión, que abre una de las peores crisis diplomáticas entre ambas naciones de las últimas décadas, llega después de que el mandatario estadounidense firmase la orden de construir un muro en la frontera entre ambos países y de que Trump anunciases en un tuit qeu si México no estaba dispuesto a pagar, era mejor cancelar el encuentro.  La medida, largamente prometida en campaña por el republicano, significa una vuelta al pasado en las relaciones bilaterales, pero también una humillación pública para Peña Nieto y su equipo.

La bofetada de Trump fue sonora. El secretario de Exteriores y hombre fuerte del Gobierno, Luis Videgaray, y el de Economía, Ildefonso Guajardo,  llegaron el miércoles a Washington para iniciar las conversaciones con el equipo estadounidense sobre el futuro del acuerdo. Enviados por Peña Nieto bajo el lema negociador de “ni sumisión ni confrontación”, sobre ellos recaía el reto de revitalizar una relación moribunda.

Pero su arribo no pudo tener peor comienzo. La noche del martes, Trump anunció por Twitter su intención de firmar a la mañana siguiente la orden de construcción del muro. El golpe dejó en evidencia la escasa importancia que da Washington a los intentos mexicanos para restablecer la confianza. Fiel a sus promesas, Trump sacó adelante el proyecto de muro y sus portavoces insistieron en que “de una manera u otra” lo pagará México.

La andanada resonó en México. Las voces de protesta empezaron a multiplicarse. El primero en pedir que se suspendiese la reunión,  fue el gran patriarca de la izquierda y tres veces excandidato presidencial, Cuauhtémoc Cárdenas. Luego se sumaron la aspirante presidencial de la derecha, Margarita Zavala, y el favorito en las encuestas, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador. Pero no sólo era un repudio político. Intelectuales y artistas se lanzaron a la redes para expresar su indignación. “Es un insulto e instala un clima de enfrentamiento en la apertura de las conversaciones. Peña Nieto debería cancelar su viaje. México no puede vivir bajo esta amenaza permanente. Es inaceptable”, señaló el excanciller Jorge Castañeda.

La diplomacia mexicana se vio rodeada. Al igual que ocurriera en agosto pasado, cuando Trump humilló a México con su visita relámpago a Peña Nieto, la historia volvía a repetirse. Trump había dado la espalda a su vecino justo cuando le tendía la mano. Las consecuencias del desaire no fueron inmediatas. Videgaray y Guajardo, reunidos en la Casa Blanca, mantuvieron las conversaciones hasta la tarde. Y al salir, según fuentes cercanas, comunicaron el resultado a Los Pinos.

Ante la perspectiva de asistir a otra crisis como la vivida en verano, Peña Nieto dio el paso adelante. A través de un mensaje grabado en vídeo, el presidente mexicano suspendió su viaje oficial y abrió la puerta a una crisis cuyas consecuencias aún son difíciles de calibrar.

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY