Paul Ryan usa Tono Conciliador Antes de la Reunión con Donald Trump

0

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, dijo el miércoles que estaba tratando de ser lo más constructivo posible mientras esperaba una reunión el jueves con el precandidato presidencial republicano Donald Trump, con miras a unificar al fragmentado partido.
Sin embargo, Ryan -el republicano de más alto perfil que no ha respaldado a Trump- advirtió que unir a facciones del partido llevará algo de tiempo tras una agotadora temporada de primarias.
Eso sugiere que podría no haber resultados inmediatos tras su reunión del jueves con Trump y con el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus.
El ascenso de Trump en su campaña electoral tomó por sorpresa a los líderes del Partido Republicano y ha dado pie a discusiones sobre la renuencia de algunas de sus figuras más influyentes a apoyar al magnate de cara a la elección presidencial del 8 de noviembre, en las que se prevé que Hillary Clinton sea la candidata demócrata.
Trump enfrenta presiones para moderar sus comentarios y aclarar sus posiciones políticas como un paso adelante para unificar al fracturado partido. Algunos republicanos están preocupados por sus declaraciones sobre elevar los impuestos a los ricos.
Ryan también enfrenta cierta presión para limar asperezas tras decir la semana pasada que aún no estaba listo para respaldar a Trump, comentario que fue interpretado como un intento por mantener cierta distancia del probable candidato y dejar abierta las puertas para su propia campaña presidencial en 2020.
“Lo que estamos tratando de hacer es ser lo más constructivos posibles, tener una unificación real”, comentó Ryan el miércoles a los periodistas tras reunirse con los republicanos de la Cámara de Representantes.
“Quiero ser parte de este proceso de unidad de modo que estemos con toda la fuerza este otoño (boreal), para que podamos ganar esta elección. No podemos permitirnos perder esta elección ante Hillary Clinton”, declaró.
Ryan, un representante conservador desde 1999 y que se postuló infructuosamente a la vicepresidencia en 2012, y Trump, un magnate inmobiliario, son republicanos muy diferentes que discrepan sobre muchas cosas, desde inmigración a comercio.
Sin embargo, Ryan dijo el miércoles que esas diferencias no son un problema, porque “este es un partido de base amplia. Hay mucho espacio para diferentes disputas sobre políticas en este partido”.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY