La Numerología de los Recién Casados

0

Rompiendo todos los cánones establecidos por la Corona Británica y señalando el nuevo rumbo de los tiempos este sábado 19 de mayo el príncipe Harry de Inglaterra y la actriz Meghan Markle se casarán en la capilla de San Jorge, una iglesia íntimamente ligada a la historia de la monarquía británica, un lugar histórico que ha sido testigo de numerosas bodas y ceremonias oficiales, una joya arquitectónica.
Desde que se conoció el anuncio del matrimonio las especulaciones han abundado, los pronósticos y toda suerte de mánticas adivinatorias, conjeturas y predicciones.
Uno de los métodos considerados más eficaces es el del análisis de los años personales. Nuestra vida, según la Numerología, pasa por ciclos de nueve años y cada uno de ellos posee una vibración específica que favorece determinadas actividades. Una vez cumplidos los nueve años del ciclo comienza otro.
No debemos confundir el año personal con el llamado Sendero de la Vida. El Sendero de la Vida no cambia nunca, es el número que corresponde a nuestro día, mes y año de nacimiento. Sin embargo, el año personal cambia todos los años, de ahí su importancia para la predicción numerológica.
Esto no quiere decir que cada nueve años uno va a cambiar de casa, pareja o trabajo, sino que las actitudes cambian, la madurez es mayor, y si se han aprovechado bien las influencias anteriores cada etapa es mejor que la anterior. Calcular el año personal es bien simple, se obtiene sumando el día y mes de nacimiento con el año que está viviendo la persona a partir de su cumpleaños.
Una vez conocido entonces el numerólogo establece la interpretación según los datos que obtiene y las enseñanzas de la Numerología. Es importante recalcar que el año comienza a partir de la fecha de cumpleaños, o sea, los años personales siguientes empezarán a regir un día después que cada uno de los dos haya celebrado su aniversario, en el caso de Meghan el 4 de agosto, y en el caso del Príncipe Harry el 15 de septiembre.
¿Qué nos dicen los años personales de Meghan Markle y el Príncipe Harry?
Meghan Markle
Nació en 4 de agosto de 1981, bajo el signo de Leo y en el año del Gallo de Metal Su Sendero de la Vida corresponde al número 4 Estará en su año personal cinco y la vibración que impera en este año es la transformación.
El año cinco está en el intermedio del ciclo de los nueve años, y por tanto es muy importante. La vibración del cinco es el cambio. Está formado por nuevos rostros e ideas, nuevas gentes y nuevos empleos, nuevos retos y nuevas sensaciones.
Ocurren cambios de residencia, viajes, es el año para salir de lo viejo, lo que no sirve, lo que está almacenado y está estropeando, las relaciones que retardan el desa-rrollo, las amistades oportunistas, el año en que se abre el camino para lo nuevo, pero también un año en que se está muy impaciente e inquieto, pero debe tenerse mucho cuidado y no tomar decisiones impensadas que pudieran pesar sobre los próximos años del ciclo.
Como se ve, el año personal cinco se ajusta de una forma casi hecha a la medida a las circunstancias de la futura alteza real.
Príncipe Harry
Nació el 15 de septiembre de 1984, bajo el signo de Virgo y en el año chino de la Rata de Madera
Su Sendero de la Vida corresponde al número uno. Este año está en su año personal ocho que corresponde exactamente al número que está vibrando universalmente el día de la boda real.
La fecha de la boda real es el 19 de mayo de 2018 que suma: ocho un número asociado con el desarrollo de la economía, la abundancia, el esplendor y el dinero, las pompas y las ceremonias.
Su Sendero de la Vida también indica su posición dentro de la Corona y las potencialidades que se abren con un matrimonio propio de su carácter juvenil, extrovertido y alegre, sencillo y humanitario que le ha ganado el corazón de todos los súbditos británicos, desde muy pequeño, cuando le vieron entristecido en los funerales de su inolvidable madre Lady Di.
Conclusiones
La clave numerológica entre ambos enamorados es totalmente compatible tanto con la fecha de la boda, como con las de sus Senderos de la Vida respectivos y los años personales que ambos están viviendo.
Desde el punto de vista del horóscopo chino, sin embargo, la relación entre el gallo y la rata marcan profundas diferencias, lo cual puede explicarse, por supuesto, debido al origen de ambos, que en ese sentido nada tienen en común.
También la combinación Leo-Virgo no suele ser la mejor, sin embargo, en este caso se cumple aquello de “los polos opuestos se atraen” sobre todo cuando vemos que Meghan tiene al planeta del amor en Virgo en su Carta Natal que es el signo natal del Príncipe Harry y otros factores de sinastría astrológica que fortalecen esa relación.
La fuerza del amor todo lo puede y esta boda real lo está demostrando. Las perspectivas son muy favorables a la joven pareja real que proyectarán un fuerte impacto dentro de la juventud, un fenómeno social muy positivo y una visión diferente del papel de la monarquía en el mundo y las relaciones interpersonales. Un acontecimiento en sus vidas cargado de felicidad y promesas.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY