LA CREACIÓN: CIENTOS DE DIFERENTES ANIMALES, NO SE SABE PARA QUÉ, PERO LLAMAN LA ATENCIÓN

Claro que sobre la utilidad de los animales y porqué forman parte de la vida civilizada y hasta de la familia, también debemos meditar.

0

Por Emilio Martínez Paula

Claro que sobre la utilidad de los animales y porqué forman parte de la vida civilizada y hasta de la familia, también debemos meditar.  Además del hombre y la mujer y sus descendientes, lo que es muy normal, aunque todos pertenecen a la raza humana, no dejamos de ser unos animales, seres vivos  pluricelulares con capacidad de movimiento y sensibilidad, los animales pertenecen al reino de los metazoos, en el zoológico hay animales enjaulados. Irracional, ser vivo que no es el hombre: el gato es un ser irracional, el perro también, sin embargo logran desarrollar ciertas cualidades en las que se observa capacidad para aprender, en cierta forma tratan de razonar pues como ambos generalmente viven al cuidado y cuidando al hombre y llegan a ser muy diferente a los otros animales. El gato caza ratones, el perro cuida la casa y avisa de la llegada de seres diferentes que se acercan. Hasta algunas personas creen que la palabra ladrón viene de los ladridos del perro, así que podemos  pensar pues es un tema poco tratado. Además hay algo que salta a la vista, al gato, y  al perro se llegan a querer entrañablemente. La mayoría de las personas quieren y cuidan “sus mascotas”. Forman parte  inseparable de la familia.
El hombre, las personas, son animales racionales. El hombre se diferencia de los animales por su inteligencia, aunque la inteligencia y la capacidad de los hombres cambian  notablemente de uno a otros. La mayoría de los seres humanos apenas pasan de aprender algo para “ganarse la vida”.  Conseguir “un trabajo”.  Otros se preparan para  tener una profesión: Entonces vemos la diferencia notable entre unos y otros. Algunos han tenido la suerte que sus padres los guiaran para estudiar y se hicieron profesionales: médicos, dentistas, abogados y de otras profesiones.  Los cuatro o cinco años del bachillerato y cinco o seis en la universidad, es un lujo que alcanzan los que se sacrifican y dedican parte de su juventud a estudiar, pero no todos tienen padres que los puedan encaminar en la viada, pues generalmente la mayoría de los hijos siguen los pasos de sus padres. Si son campesinos, siguen la valiosa tarea de sus padres que proveen al mundo de alimentos esenciales y si logran tener espacio en el mundo agrícola viven como ricos y alcanzan riquezas.
Muy bien, pero vamos a dejar a un lado como es la vida de los seres humanos, que todos más o menos conocemos, y  aunque muchos son tramposos y crean crueles guerras para tratar de ser los que gobiernen el mundo, como Hitler, aquel personaje de bigotillo ridículo que mató más de cuatro millones de seres humanos, en cámaras de gases o en otras formas horribles, para al final tener que pegarse un tiro. Yo recuerdo los discursos de Hitler: cada muchacha alemana tendrá un novio, cada joven un automóvil y con estas ideas un tanto ridículas ganó las elecciones en la nación muy conocida por sus sabios y filósofos. Millones de muchachas alemanas se quedaron solteras pues sus posibles novios murieron en la guerra.
Bien, dejemos a un lado al ser humano, no tan humano como sabemos,  y vamos a ver que  hacen los otros seres algunos buenos y útiles y otro crueles,  y feroces. Podemos empezar por los tiburones, cocodrilos, pulpos. ¿Para qué sirven?: Bien, hay gente que les gusta comer aletas de tiburón y no sé que cosa más, pero procure no estar en el mar y tropezarse con un tiburón, que tienen fama de ser muy peligrosos, es feroz. Y le comen un brazo o una pierna al mejor nadador o la mejor nadadora. ¿Para qué sirven los tiburones? Los pulpos son también muy peligrosos, pues si te apresan  con parte de sus ocho tentáculos te matan cruelmente. Claro que hay algunas personas, muy pocas, que gustan de comer pulpo, pero ¿para qué sirven?
Los caballos siempre han sido animales muy útiles. Su carne es muy apreciada. Sin el caballo la conquista de lo que hoy llamamos Nuevo Mundo no se hubiera logrado, ni los Estados Unidos  hubiera  podido  llegar a ser lo que hoy es.
Las vacas, los puerquitos, no consigo aceptar cómo los seres humanos crían puerquitos, que son tan nobles y cariñosos como los perros, para después clavarles un cuchillo en el corazón y comérselos. Los pollos y las gallinas además de darnos carne y huevos son parte muy valiosa y necesaria de la vida. Hasta con los gallos se organizan peleas y se apuesta dinero.
Ahora pensemos sobre ciertos animales que vienen a este mundo con el mismo problema de todos los animales: tenemos hambre y si no comemos morimos. Para sobrevivir, sin ninguna razón, tienen que matar y comerse a los más débiles. ¿Pero para qué necesitamos tigres y leones,  panteras, gorilas y monos, aunque tal vez estos últimos sean familiares lejanos de nosotros los seres humanos. Los leones, que a algunos  les gusta cazar, ¿asesinar? en viajes costoso, para después exhibir su cabeza momificada en su oficina o su casa. Mejor  es tenerlos en los zoológicos, donde  tienen cierta utilidad para que se pueda apreciar los diferentes tipos de animales que la naturaleza, ¿Dios?, pueblan el mundo de manera no del todo explicable.
No es raro ver escenas donde una leona le pasa la legua cariñosa a su cachorro, pero, poco después, la cara refleja su feroz instinto, sale y caza una mansa cebra u otro ser parecido, lo despedaza a mordidas y se lo come, y reparte sus pedazos entre sus cachorros y su “macho” el león. Aquí conviene aclarar que león, al que llaman  rey de la selva, generalmente no se preocupa en cazar otros animales para dar de comer a su leona o a su cría. Su trabajo es cuidar “su territorio”. No dejar que otros leones  penetren sus dominios, donde él cuida de sus leonas y cachorros.
También leones y tigres los usan en circos para dar espectáculos que la gente paga para pasar  un buen rato, junto con los elefantes que también se usaban en tiempos de guerras. También hay algunos animales, muy vistosos y atractivos, como las cigüeñas con sus largos cuellos, que no tenemos la menor idea para que sirven.
En fin es un  asunto que nos gustaría comentar con nuestros lectores pues da muchos temas que tratar.  Es muy interesante  para curiosos de las razones para vivir.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY