“Jamás Renunciaré”, Dice Rousseff, y Denuncia Intento de Golpe de Estado

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró el martes que no renunciará al cargo e insistió en que el proceso de destitución que adelanta el Congreso es un intento de “golpe de Estado” de la oposición.

0

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró el martes que no renunciará al cargo e insistió en que el proceso de destitución que adelanta el Congreso es un intento de “golpe de Estado” de la oposición.
“El nombre es uno sólo: es golpe”, proclamó Rousseff en una ceremonia con juristas en el Palacio de Planalto. “Yo jamás renunciaré (…) No renuncio bajo ninguna hipótesis”, aseveró la gobernante, quien dijo tener la conciencia tranquila de no haber cometido irregularidades. “No cometí ningún delito previsto en la Constitución y las leyes para justificar la interrupción de mi mandato”, aseveró la gobernante, aplaudida y vitoreada por un centenar de juristas y profesores de derecho contrarios a su pedido de destitución, que gritaron al unísono: “¡No habrá golpe!”. Rousseff recordó que ya fue víctima de injusticias durante la dictadura en Brasil (1964-1985). “Lucharé para no ser víctima de nuevo en plena democracia. En este caso no caben medias palabras, lo que está en curso es un golpe contra la democracia”, reiteró. El senador socialdemócrata Aecio Neves, derrotado por Rousseff en las últimas elecciones, pidió hace 10 días la renuncia de la mandataria como un “gesto magnánimo” de quien “perdió las condiciones mínimas para gobernar”.
Rousseff enfrenta un proceso de ‘impeachment’ por supuestamente haber manipulado las cuentas públicas, pero la comisión legislativa a cargo del caso, quiere incluir también como motivos para la destitución las acusaciones de un senador que asegura que la gobernante estaba al tanto de una trama de corrupción que desfalcó a la estatal Petrobras.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY