Iván Duque, presidente electo de Colombia, asumirá su cargo el próximo 7 de agosto

0

Luego de cinco décadas de conflicto armado, Colombia ha alcanzo la tan anhelada paz, consiguiendo la desmovilización de más de 12.000 integrantes de las FARC. El conflicto armado interno que padeció la nación dejó alredor de 262.000 muerto en 353.000 hechos de violencia. Pero, pese a los esfuerzo por parte de el expresidente Juan Manuel Santos, Colombia sigue siendo un país violento.

El gobierno Santos realizó una inversión de 17.200 millones de dólares para modernizar la red de carreteras, pero reconoció que las desigualdades sociales “todavía son vergonzosas”.

¿A qué se enfrenta el nuevo gobierno?

Dentro de su plan de gobierno el presidente electo Iván Duque, reconoció cinco puntos clave al momento de asumir la presidencia de la nación. Para él y su bancada, los temas de mayor relevancia para el país durante los próximos cuatro años son: la corrupción, que al año deja pérdidas avaluadas en los 50 billones de pesos (17.255 millones de dólares); la seguridad social, que ha aumentado en los últimos años debido al narcotráfico, el ELN y los disidentes de las FARC; una reforma fiscal y tributaria que impulse la economía nacional, que no ha logrado sobrepasar las predicciones realizadas y que agilice los procesos legales y administrativos de lo público y lo privado; y fortalecer la inversión extranjera en los diversos sectores del país.

¿Habrá cambios de la mano de Duque?

Iván Duque anunció su gabinete de expertos que lo acompañarán en el inicio de su gobierno. Las principales características de dicho gabinete son la conformación de un equipo técnico e inclusivo con la mujer. Es la primera vez en la historia del país que la mitad del gabinete está conformado por mujeres. Duque ha cumplido su promesa de nombrar expertos en los Ministerios. Las mujeres también desempeñarán papeles importantes en la Secretaría de la Presidencia y la Alta Consejería para las regiones. Esas mujeres liderarán los Ministerios de Justicia, Interior, Trabajo, Minas y Energía, Educación, Tecnologías de la Información, Cultura y Transporte.

Para el analista político y exvicemisntro del Interior Luis Fernando Londoño, “parece que el presidente ha privilegiado el conocimiento técnico antes que cualquier tipo de representatividad política”. Londoño le aconseja a Duque que no se apegue a su propuesta, ya que podría enfrentar un problema de gobernabilidad en los viceministerios y cargos regionales: “Entonces la pregunta es si Duque va a continuar respetando esas cuotas políticas en las regiones, o va a llevar su afán tecnocrático hasta estos niveles. Porque, si continúa con esa línea pues simplemente lo que va hacer es perder capacidad de apoyo y de gobernabilidad frente al Congreso”.

Juntos, pero no revueltos

Una de las mayores conjeturas que ha generado la elección de Duque es si será un “títere” del expresidente Álvaro Uribe, y si su mandato estaría supeditado a las decisiones de su jefe político.

Tras conseguir la primera vuelta presidencial en el mes de mayo, Duque fue enfático y dijo que no gobernaría con “espejo retrovisor”, para desligarse de las gestiones de mandatarios pasados.

Pese a que varios de los ministros son allegados al expresidente Uribe –como Alicia Arango, conocida como la “dama de hierro” del uribismo- expertos coinciden en la independencia de Duque y esperan que se mantenga al momento de gobernar.

“Con el nombramiento de ese gabinete es que se empieza a desbaratar ese mito”, dijo el consultor y analista político colombiano Nicolás Uribe Rueda. “Estoy seguro que lo que va a hacer Duque como presidente es construir su propio legado, desarrollar su propio gobierno, porque nadie llega al gobierno de Colombia a servir los intereses de terceros que ya no están”.

Jorge Robledo, senador opositor de izquierda, considera que la influencia de Uribe en el gobierno de Duque es más ideológica que de “cuotas políticas”.

“Muchas cosas seguro las va a resolver Duque sin necesidad de consultarle a Uribe… Duque no tiene que ser títere de Uribe para hacer lo que le gusta a Uribe. Es que le gusta lo mismo”.

Luis Fernando Londoño considera que Duque tendrá mucha independencia al momento de gobernar, debido al amplio margen de maniobrabilidad de su banca, ya que no nombró a ningún contradictor de Uribe, a diferencia de Juan Manuel Santos. “Él (Duque) puede hacer un gobierno independiente sin pelear con Uribe. Y eso es lo que creo que va hacer”.

Por: Juan Manuel Alvarez

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY