Hechos que Marcaron el Primer año de Trump al Frente de Estados Unidos

0

La inauguración y la marcha de las mujeres: un país dividido
Donald J. Trump juró como 45º presidente de Estados Unidos el 20 de enero de 2017, en una inauguración que quedó en la historia: por primera vez, un norteamericano sin experiencia militar o de gobierno o trayectoria política se convertía en el líder de la primera potencia global. Una multitud presenció la jura y escuchó el discurso  en el que Trump anunció al mundo que, de allí en adelante, su política sería “Estados Unidos, primero”.
Un día después,  cientos de miles de mujeres en Washington, varias ciudades de Estados Unidos y de otros países del mundo tomaron las calles y vistieron gorros de lana rosa en rechazo al nuevo mandata-rio. La “Marcha de las Mujeres” abrió una nueva era de protesta y activismo en Estados Unidos y se convirtió en la máxima expresión de las divisiones reinantes en el país y en torno a Trump.
El Dow Jones supera los 26.000 puntos: la economía, en pleno auge
Aunque las acciones en Wall Street comenzaron a repuntar  con fuerza durante el gobierno de Barack Obama, cuando Estados Unidos dejó atrás la Gran Recesión que siguió a la crisis financiera global, Trump lideró desde la Casa Blanca uno de los rally bursátiles más contundentes de los últimos tiempos, un reflejo de la bonanza que vive la economía global. El índice Dow Jones superó los 26.000 puntos, un récord histórico.
Detrás del rally hay un fenómeno: el mundo creció en “sincronía”, algo que no ocurría desde hace tiempo. Pero la bonanza bursátil fue también un reflejo de una mayor confianza en la economía por parte de empresas y consumidores, algo que muchos atribuyen al presidente, quien redujo las regulaciones e implementó recortes de impuestos en un intento por incentivar el crecimiento. La tasa de desempleo cayó a un piso del 4,1%.
Flynn se declara culpable: el Rusiagate acecha a la Casa Blanca
Michael Flynn se declaró culpable tras ser acusado por el fiscal especial, Robert Mueller, a cargo de la investi-gación federal por el Rusiagate, de mentirle al FBI sobre sus contactos con el gobierno de  Vladimir Putin.
La sospecha sobre un posible pacto entre la campaña del mandatario y el Kremlin fue una sombra sobre la Casa Blanca durante todo el primer año de Trump.
La liberación de Mosul: EI en retroceso
Trump le brindó más li-bertad al Pentágono y le dio un mayor margen a los militares para comandar la ofensiva contra  Estado Islámico que, de esa manera, ganó vértigo con el cambio de gobierno y estiró los avances que ya había logrado el gobierno de Barack Obama. Uno de los momentos más significativos de ese giro fue la detonación de la “madre de todas las bombas” en Afganistán. Trump heredó y continuó con la estrategia y la coalición que dejó el gobierno anterior.
El avance contra EI se cristalizó en  la recupe-ración de Mosul, en Irak, que se había convertido en un bastión del grupo terrorista. EI aún imprime terror, tal como quedó demostrado con el atentado en Nueva York en el que perdieron la vida cinco argentinos.
Adiós a París: Trump inaugura la era “Estados Unidos, primero”
Tal como había prometido en campaña, Donald Trump  sacó a Estados Unidos del Acuerdo Climático de París. Estados Unidos, hoy, es el único país del mundo afuera de ese pacto global: el mayor acuer-do multilateral para paliar el impacto del cambio climático. Fue la primera decisión del mandatario en rechazo del multilate-ralismo, en línea con su mantra “Estados Unidos, primero”.
La Corte Suprema permite que el Travel Ban sobreviva
Una de las primeras decisiones que tomó el gobierno de Trump fue la implementación de un “Veto Migratorio”, o Travel Ban, que fue rápidamente bautizado por sus críticos como un “Veto Musulmán” porque tenía como blanco a países de mayoría musulmana. La medida desató una ola de furia y caos en los aeropuertos y una batalla en la Justicia tras una demanda de organizaciones civiles.
La larga batalla judicial llegó hasta la Corte Suprema de Justicia que permitió la implementación del “Veto Migratorio 3.0” al aplicar una medida cautelar mientras avanzan las demandas judiciales y se llega a una decisión final.
El Senado confirma a Neil Gorsuch (y otros 12 jueces más)
No hay un solo republicano, ni siquiera entre quienes critican con mayor fiereza al presidente, que no esté encantado con la designación de Trump de  Neil Gorsuch para ocupar la banca que dejó vacante Antonin Scalia en la Corte Suprema de Justicia. Muchos lo votaron solo por eso: no querían que Hillary Clinton tuviera la oportunidad de alterar, por una generación, el equilibrio ideológico en el máximo tribunal.
Trump ya dejó una huella en la Justicia que va más allá de Gorsuch. A mediados de diciembre, los republicanos en el Senado confirmaron al 12º juez para alguno de los tribunales de apelaciones, una cifra nunca antes vista, en toda la historia de Estados Unidos, para un presidente en su primer año de gobierno.
Bannon, afuera
Unas semanas después de que Trump asumió la presidencia, la revista Time publicó en su portada una foto de Steve Bannon, estratega del mandatario, con un título que dejaba poco espacio para la sugestión: “El Gran Manipulador”. Esa portada, según el relato de los medios estadounidenses, enfureció a Trump: le dio enorme protagonismo a su asesor. Trump echó a Bannon, enfrentado con el “ala globalista” de su gobierno, a mediados de agosto. La publicación del libro “Fuego y Furia”, que pinta a un gobierno caótico, terminó de cimentar el divorcio.
Charlottesville: el alzamiento del supremacismo blanco
El supremacismo blanco de Estados Unidos es el rincón más denostado de la coalición que forjó Trump para llegar a la Casa Blanca. En Charlottesville, una ma-nifestación neonazi intentó poner fin a una ofensiva contra los monumentos de figuras de la Guerra Civil. La manifestación desató fuertes enfrentamientos con grupos progresistas. Todo el arco político condeno a los neonazis, pero Trump optó por decir que hubo violencia “en ambos lados”, una postura que fue leída como un guiño al supremacismo,  una postura que le valió una ola de repudio.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY