Guterres Toma el Mando de la ONU

0

El nuevo secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, comenzó el primer día de 2017 de forma oficial su mandato en la institución con el recuerdo a los refugiados por los conflictos armados y un llamamiento a los líderes mundiales a trabajar por la paz.
El político portugués, escogido por unanimidad en octubre, arrancó su primer discurso en el cargo con la pregunta de qué se puede hacer por los millones de civiles “atrapados en guerras que no parecen tener fin” y que caen en la miseria.
“Hoy, día de Año Nuevo, pido a todos que nos hagamos un mismo propósito: hagamos de la paz nuestra prioridad”, dijo Guterres, en cuya elección pesó su papel como Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. El también exprimer ministro de Portugal releva en el puesto al coreano Ban Ki-moon, cuyo periodo se ha visto muy oscurecido por la parálisis del Consejo de Seguridad de la institución en torno al conflicto de Siria, el escándalo de los episodios de violencia sexual por parte de los cascos azules o el contagio masivo del cólera en Haití por culpa de los soldados, entre otros fiascos.
Muchos grandes retos de Ban son los mismos que se encuentra Guterres, como la reforma del propio organismo, fundado tras la Segunda Guerra Mundial para tratar de salvaguardar la paz y evitar una tragedia de aquella magnitud, y que en 70 años ha cambiado poco en lo que a equilibrios de poder se refiere.
El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, criticó hace poco a la ONU por la última votación contra los asentamientos en Israel y dijo de la institución que “ahora es solo un club de gente para reu-nirse, hablar y pasárselo bien”.
Guterres tendrá que lidiar también con el nuevo mandatario de la primera potencial mundial cuyos pri-meros gestos en política exterior han dado muestras de ruptura respecto a la etapa de Obama, no solo en lo que a Israel se refiere, sino también a la relación con Rusia o el diálogo con Cuba.
“Los exhorto a todos a que, conmigo, se comprometan con la paz hoy y todos los días. Hagamos que 2017 sea un año para la paz”, dijo Guterres en su mensaje, al tiempo que criticaba los “billones de dólares” invertidos en la guerra, unas guerras en las que, recalcó, no existe nunca vencedor alguno, y que generan un clima de desconfianza y miedo que se transmite de generación en generación.
La entrada del nuevo año y el arranque de la etapa de Guterres coincide con una tregua en Siria que entró en vigor la madrugada del pasado jueves y que fue negociada por Turquía, valedora de las facciones insurrectas en el país, y Rusia, aliada de Bachar el Asad. Mientras, distintos grupos insurgentes negocian para formar un frente común después de haber perdido la parte oriental de la ciudad de Alepo, que controlaban. Este conflicto persiste desde hace más de cinco años y se ha cobrado más de 300.000 vidas. Ban Ki-moon reconoció su pesar por irse sin haber podido desenquistarlo.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY