Greg Abbott Retiró la Oferta de Rifar una Escopeta Hecha en Texas

0

El gobernador de Texas, Greg Abbott, se vio involucrado en una reciente polémica luego de que hasta este fin de semana su campaña reeleccionista ofreciera “una escopeta hecha en Texas” como premio mayor de una rifa entre las personas que se inscribieran en el sitio web de la campaña entre el 1 y el 31 de mayo.
En las últimas horas, la campaña de Abbott retiró la rifa de la escopeta y decidió cambiar el premio por $250 en una tarjeta de regalo.
El hecho fue aprovechado por sus rivales políticos quienes criticaron el hecho de que el Gobernador prometiera regalar escopetas, más aún cuando durante el 2018 se han registrado 22 incidentes armados en escuela a lo largo y ancho del país, dos de ellos, registrados en Texas.
El precandidato demócrata a la gobernación Andrew White, publicó en su cuenta de Twitter: ¿Puedes creerlo? Y adjuntó una imagen de la rifa hecha por la campaña de Abbott.
Abbott se ha proclamado como un férreo defensor de la Segunda Enmienda que permite la posesión de armas en el país.
La página original del sorteo en el sitio de campaña de Abbott mostraba una imagen del gobernador con una escopeta y un letrero que decía: “Gane una escopeta fabricada en Texas”.
Cualquiera que visitara el sitio y dejara una dirección de correo electrónico y otra información básica podía inscribirse en la página del sorteo, que ahora se titula “Concurso”, y donde un mensaje en la parte inferior precisa: “el ganador recibirá un certificado de no más de 250 dólares”.
Después de la masacre cometida en la preparatoria Santa Fe, precisamente con el uso de una escopeta y un revólver, el gobernador anunció una serie de mesas de discusión con el fin de analizar qué se debe hacer para enfrentar la violencia armada en las escuelas.
La primera mesa se reunió este martes en la ciudad de Austin.
La gobernación invitó a la ciudadanía de Texas a expresar sus opiniones frente a lo que se puede hacer para evitar la violencia armada en las escuelas.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY