Ganó 338 Millones en la Lotería y Acabó Acusado de Abusar de una Menor

0

La mañana del 23 marzo de 2013 la vida del bodeguero de origen dominicano en Nueva Jersey, Pedro Quezada, dio un cambio drástico.
A Pedro Quezada la vida le dio un regalo que solo podía sucederle a uno de 175 millones de personas. La lotería del Power Ball le dejó un cheque de 338 millones de dólares, más del dinero que jamás hubiera podido imaginar. Con la satisfacción de haber pasado de los harapos a la riqueza en un día, el neoyorquino de origen dominicano posó para los ta-bloides como garante del sueño de mi-llones de inmigrantes que arribaron a EE.UU. para buscar una vida mejor.
Quezada lo consiguió con la misma facilidad con la que la arruinó si finalmente se le declara culpable de violar a una menor de manera continuada. Tiró por la borda su vida, y por supuesto, la vida más importante, la de su víctima, una pequeña que desde los 11 a los 14 años de edad sufrió los abusos de este grandulón que, de ser declarado culpable, pensó que por tener los bolsillos llenos quedaría impune.
“Mi vida cambiará – tanto dinero. Pero no hará que mi corazón cambie”, afirmó a los medios cuando ganó la lote-ría.
Qué le pregunten a la chiquilla y a su familia cuán grande es el corazón de Quezada.
Con 49 años de edad, fue acusado de asalto sexual agravado y de acabar con el bienestar de un niño, unos delitos que podrían condenarle entre rejas por un periodo de 40 años.
Erigirse como ganador de la lotería le trajo varios problemas. Su novia de 10 años – con la que comparte uno de sus cinco hijos – le denunció para quedarse con parte del dinero, y sus vecinos le retiraron el saludo cuando no cumplió su promesa de hacerse cargo de sus rentas por un mes. También fue acusado de marcharse debiendo más de 7,000 dólares a su casero.
Parte de su fortuna la ha invertido en R. Dominicana, enviando 57 millones; cinco millones los ha regalado entre su gente; y en comprar una casa en Clifton por 300 mil dólares. Actualmente reside en Wayne. Quezada permanece en prisión sin derecho a fianzas

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY