FRASES QUE EMBELLECEN LA VIDA

0

En estos momentos no recuerdo a muchos de los autores que han cincelado la vida con frases célebres, y tal vez a mí se me pudiera ocurrir alguna que pase a la historia, pero hasta hoy no se ha producido el milagro.
Así pues, aunque no recuerdo los nombres de muchos de los que  publico sus frases, debo aclarar que ninguna se debe a mi cabeza, ni a mi inspiración.
En este repasar frases bellas hemos incluido algunas que son un tanto dedicadas a pensar sobre temas que nos alejan de frases tan bellas como: “¡Qué se va a hacer  con un clavel que se deshoja”
Las hay llenas de belleza y profundidad filosófica: “No hay amistad tan sólida que no la pue-da romper un cabello de mujer”.
Sentimentales: “Todo en el amor es triste, más triste y todo es lo mejor que existe”, me parece que es de un poeta mexicano.
Esta también parece de un poeta: “De mujer bien puede ser que mueras de su mordida, pero no empañes tu vida hablando mal de mujer”.
Esta es de uno que tira a filósofo: “Cuando el sabio calla, malo, cuando el necio aplaude peor”.
Esta me parece genial: “mientras más conozco a los hombres más quiero a mi perro”, creo que de un poeta inglés.
Esta es una verdad tan grande como un tem-plo: “Contra la estupidez de los hombres ni los dioses pueden”. Creo que es de un pensador alemán.
Y esta es muy cierta: “No hay monarca como un periodista honrado” José Martí.
“El respeto al derecho ajeno es la paz”, de Benito Juárez, personaje de la historia universal, héroe de México, que en pocas palabras ha dicho todo un tratado sobre cómo deben ser las relaciones entre los gobiernos de distintos países.
“Trincheras de ideas valen más que trinche-ras de piedras”. Se ha repetido mucho este pensamiento y es, claro está, muy cierto que al final las trincheras basadas en la fuerza tarde o temprano se derrumban. Esta me trae a la memoria otra aseveración en la que un servidor de un gobernante le advertía de sus errores políticos: “Sire, las bayonetas sirven para todo, menos para sentarse sobre ellas”.
Esta de profunda raíz que abarca más de dos siglos: “Estoy de acuerdo, el socialismo nos impondría la esclavitud, José Martí. Estas palabras del héroe cubano tienen dos valores fundamentales: uno, que es verdad, probada en la práctica desde 1917 en que se impuso el socialismo en Rusia  que se ha sostenido hasta estos mismos días. El pueblo ruso, desde entonces hasta hoy, no ha tenido un solo día de libertad, siempre esclavizado. Y viviendo en la pobreza.
“Nada agravia más a los hombres que ir contra sus ceremonias y sus costumbres”. Montesquieu.
“La justicia llevada al extremo es a menudo una injuria  J.Racine.
“En nuestras manos está la acción; el éxito lo decide la fortuna” Séneca.
Todo el mundo aspira a la vida dichosa, pero nadie sabe en qué consiste”. Séneca.
“Las tres cosas más difíciles son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo”.
La vida humana sería una invención repugnante y bárbara si estuviera limitada a la vida en la tierra”. José Martí. De este gran pensador cubano se ha escrito mucho, el nicaragüense Rubén Darío, la máxima expresión del modernismo, al enterarse de la muerte de Martí en los campos de batalla, peleando por la independencia de su patria, dijo: ¡Oh maestro qué has hecho! Añadiendo: “Martí era lo mejor de lo poco bueno que tenemos en América”.
El argentino Faustino Sarmiento al leer la des-cripción de una crónica de Martí, publicada en La Nación de Buenos Aires sobre la inauguración de la Estatua de la Libertad, señaló: Después de Víctor Hugo nada presenta Francia de la resonancia de metales de José Martí. Sarmiento mandó a traducir al francés esta crónica para que se publicara en la prensa francesa.
De Martí se ha dicho: “Si sus pensamientos fueran traducidos a los idiomas europeos, sería el guía espiritual de este momento tan difícil que aqueja al mundo”.
Y como que me he tomado el tiempo de hacer este trabajo me  considero obligado a tratar de poner algo de mis  ideas: ahí van dos: “Mientras el boxeo, dos hombres dándose golpes para ganar dinero, y mientras se aplaudan las corridas de toros, es señal de que todavía, y falta mucho, no estamos civilizados. Somos bárbaros. En la llamada “fiesta brava” el toro representa lo masculino, mientras que el torero, con vistosos trajes de luces, represente lo femenino. “El matador es un hombre, generalmente inculto y mal hablado, que se enfrenta a un pobre ser viviente, al que le clavan banderillas que le destrozan el cuello, para que baje la cabeza para facilitar que el “mataor” lo asesine cobardemente.
Nota de redacción: Durante las próximas semanas estaremos reproduciendo algunos de los artículos más destacados o relevantes que nuestro director Emilio Martínez Paula escribió y publicó semanalmente en esta página y en donde tocó temas culturales, temas espinosos y temas históricos entre otros.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY