Familiares del Pistolero de Fort Lauderdale Culpan al Gobierno por el Tiroteo del Aeropuerto

0

Posterior a la detención y la primera presentación en la corte de los Estados Unidos, familiares de Esteban Santiago, sospechoso de cometer la masacre en el aeropuerto de Fort Lauderdale, que dejó cinco personas muertas y otras seis heridas, hablaron para la prensa, y dijeron que desconocen absolutamente todo sobre el caso.
Los familiares, entre quienes figuran su madre y un hermano, afirmaron que Esteban acudió a Alaska buscando ayuda del Gobierno frente a una presunta patología de insania mente, donde según los familiares no le otorgaron el tratamiento debido en noviembre de 2016, y posterior a 4 días le dan de alta y le devuelven el arma dice su hermano, Brian Santiago.
“Mi pregunta es, la culpa de quién es, la culpa es de ellos (Gobierno Federal), porque si ellos sabían que el tenía su pensamiento”.
Y es que según relata su hermano, Esteban contaba que escuchaba voces, incluso afirmó que agentes del FBI les obligaba a ver vídeos del grupo terrorista Estado Islamico (EI).
Los familiares dicen estar devastados ante tal situación ocurrida en el aeropuerto de Fort Lauderdale, piden tener fe en Dios, afirman ser víctimas del gobierno norteamericano.
Entretanto Esteban Santiago permanece detenido sin derecho a fianza por lo que de ser declarado culpable podría enfrentar cadena perpetua y hasta la pena de muerte.
Lucharán para salvarlo de la pena de muerte
Pocos días después de que Santiago Ruiz, el veterano de guerra puertorriqueño de 26 años, protagonizara el hecho violento que, según las autoridades estadounidenses, ya confesó; su madre y hermanos no habían podido hablar con él por teléfono ni en persona.
“No hemos tenido comunicación con él. Se hicieron intentos, pero después de que a unos familiares nuestros en Florida les dijeron que fueran a verlo, no se pudo. Nosotros estamos pensando viajar para allá, pero no hemos decidido cuándo”, contó Bryan Santiago Ruiz, hermano del exmilitar que vive con la madre de ambos en Peñuelas.
Él también hizo sus intentos, pero resultaron infructuosos.
La próxima audiencia fue fijada para el 17 de enero ante la jueza Lurana S. Snow, y se centrará en establecer el estatus de su detención.  La acusación formal será el 23 de enero, donde deberá declararse culpable o inocente.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY