Eligen a Paul Ryan a la Presidencia de la Cámara de Representantes

Los republicanos nominaron oficialmente este miércoles a Paul Ryan a la presidencia de la Cámara Baja, con la esperanza de que el representante los ayude a limar las diferencias de las últimas semanas y lograr avances que puedan ser destacados en las elecciones de 2016.

0

Los republicanos nominaron oficialmente este miércoles a Paul Ryan a la presidencia de la Cámara Baja, con la esperanza de que el representante los ayude a limar las diferencias de las últimas semanas y lograr avances que puedan ser destacados en las elecciones de 2016. Ryan, representante por Wisconsin de 45 años, fue el candidato a vicepresidente del Partido Republicano en 2012 y es considerado como un portavoz telegénico. Cuando sea elegido formalmente este jueves, Ryan tomará las riendas de una Cámara de Representantes que ha estado complicada desde que John Boehner, de Ohio, sorprendió con su renuncia al cargo el mes pasado. En principio, reacio a ser el sustituto de Boehner tras la renuncia inesperada del favorito a ocupar el cargo, Kevin McCarthy, Ryan aceptó la semana pasada el desafío con dos condiciones muy claras: contar con apoyo mayoritario entre la bancada republicana y no renunciar a dedicar tiempo a su familia.

 En la votación a puerta cerrada celebrada este miércoles por los republicanos, previa a la que tendrá lugar este jueves en el pleno de la Cámara Baja, un total de 200 de los 245 miembros de la bancada conservadora dieron su respaldo a Ryan.
Natural de Janesville (Wisconsin), estado al que representa en el Congreso desde 1999, Ryan presidía desde enero pasado el comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja y anteriormente, de 2011 a 2014, lideró el comité de Presupuestos. Hasta que Mitt Romney lo escogió en 2012 para ser su candidato a vicepresidente en la carrera hacia la Casa Blanca, Ryan no era un político demasiado conocido a nivel nacional.
Experto en políticas presupuestarias
Sí era ya entonces conocido y respetado en los pasillos del Capitolio, donde ha tomado en los últimos años las riendas de la política presupuestaria republicana, con una apuesta por fuertes recortes en programas sociales o educación que está en sintonía con lo que exigen desde hace tiempo los miembros del Tea Party. Muchos de sus deberes como presidente de la Cámara de Re-presentantes van a ser nuevos para él, ya que ejercer el cargo implica, entre otras cosas, coordinar los objetivos legislativos del partido, dialogar con el Senado y la Casa Blanca sobre proyectos de ley y negociaciones pendientes, y un sinfín de actividades de recaudación de fondos. Desde que llegó al Congreso y se convirtió, con 28 años, en el segundo político más joven del Capitolio, Ryan decidió seguir viviendo en Janesville junto a su familia, en lugar de trasladarse a Washington como la mayoría de los legisladores.“No puedo y no voy a renunciar a pasar tiempo con mi familia”, subrayó Ryan la semana pasada, al adelantar que quizá no sea tan activo a la hora de recorrer el país para recaudar fondos como sus predecesores en el cargo.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY