El PAN Vuelve a la Batalla por la Presidencia de México

0

Las elecciones presidenciales de 2018 empezaron a disputarse el domingo pasado. La derrota del PRI en los comicios estatales ha abierto el escenario a un competidor tan conocido como inesperado: el PAN. El partido hegemónico de la derecha, el único que fue capaz de apear del poder al PRI, ha regresado a la partida después de un largo letargo y se apresta ahora, junto con el inagotable tótem de la izquierda radical, Andrés Manuel López Obrador, a competir por la jefatura del Estado. El poder territorial del PRI ha sufrido un cataclismo. La fuerza gubernamental partía de una posición hegemónica. Tenía bajo su control 9 de las 12 gubernaturas en juego. Y al final de la noche se quedó solo con cinco.  En este descenso, perdió cuatro de los cinco estados donde jamás había gobernado otro partido, y redujo su perímetro estatal a una población de 44 millones repartidos en 15 estados. Un mínimo sin precedentes. “De nada ha servido la guerra sucia en la campaña. El PRI ha acabado pagando el coste de gobernar en un momento de enojo contra el poder estatal y federal”, señala el experto demoscópico Roy Campos.
El inesperado triunfo del PAN en los comicios estatales del domingo en México evidenció el hartazgo social del PRI del presidente Enrique Peña Nieto y de la corrupción, en unas elecciones en las que el odio se impuso a las propuestas políticas, coincidieron analistas consultados por Efe.
Según los datos preliminares, el conservador Partido Acción Nacional (PAN) ganó en siete de los doce estados en juego en las elecciones (hay 32 en el país), mientras que el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) se impuso en los cinco restantes, cuatro menos que hace seis años. Más de 1.300 cargos de elección popular estaban en juego, incluidos 12 gobernadores, casi 1.000 alcaldes, cientos de diputados locales y 60 de los 100 integrantes de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.
Los estados en donde se votó para elegir gobernadores son: Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. En todos esos estados, excepto en Puebla, se renovarán sus congresos locales.
Los resultados preliminares le dan al gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) las gubernaturas de Tlaxcala, Zacatecas, Oaxaca, Hidalgo y Sinaloa.
Por su parte, el partido Morena, liderado por el excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, ganaría las elecciones para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY