El Escudo Antimisiles de EE.UU. en Corea del Sur Empieza a Funcionar

0

El polémico escudo antimisiles de fabricación estadounidense conocido como THADD  ya se encuentra operando en Corea del Sur  para proteger a este país de posibles ataques desde el norte. Su entrada en funcionamiento —aunque aún no a plena capacidad— coincide con un aumento de las tensiones en torno a la actividad armamentística de Corea del Norte.
El Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud  ya “tiene capacidad de interceptar misiles norcoreanos y defender a la República de Corea”, según ha confirmado en un comunicado el mando de las fuerzas estadounidenses desplazadas en la pe-nínsula. China, que se opone al despliegue, ha exigido rotundamente la retirada del sistema y ha asegurado que “protegerá con firmeza sus intereses”.
¿Qué es el THAAD?
Es un escudo antimisiles que fabrica la firma es-tadounidense Lockheed Martin desde 2008. Ha sido instalado en Seongju, a unos 300 kilómetros al sureste de Seúl.  Su misión es derribar cohetes enemigos de alcance corto o medio (una capacidad de recorrido de hasta 3.000 kilómetros) en su última fase de vuelo, a altitudes entre los 40 y los 150 kilómetros, antes de que puedan impactar contra sus objetivos.
Tiene cuatro com-ponentes principales: un sistema de radares, un sistema de control de disparo, seis lanzaderas móviles montadas sobre camiones y 48 misiles interceptores, ocho por lanzadera. La ojiva de cada uno de los interceptores está dotada de un sistema de detección de rayos infrarrojos.
Su despliegue se pactó el año pasado entre los Gobiernos de Estados Unidos y Corea del Sur en respuesta al gran número de pruebas de misiles que efectúa Pyongyang
¿Cómo funciona?
Opera en cuatro fases. En caso de ataque enemigo, el radar, que tiene un alcance de 800 kilómetros (dos tercios del territorio surcoreano), detectará el peligro. A continuación, el sistema de control de disparo identificará y verificará el objetivo. Entonces pondrá en marcha las lanzaderas, que dispararán el interceptor. Este misil se precipitará hacia el atacante para destruirlo en pleno vuelo y a gran altura.
El THAAD nunca se ha probado en tiempo de guerra. Una de las incógnitas es su respuesta en caso de que Corea del Norte disparare varios cohetes al mismo tiempo, porque una vez que se lanzan los interceptores, el tiempo de recarga es de 30 minutos. Precisamente, en marzo el régimen de Kim Jong-un lanzó cuatro misiles de manera simultánea, aparentemente de cara a explotar esa posible vulnerabilidad del escudo.
Trump se reuniría con el líder de Corea del Norte…
Donald Trump dio este lunes un respiro a la escalada de tensión verbal entre Estados Unidos y Corea del Norte y aseguró en una entrevista con Bloomberg que no tendría problemas en reunirse con el líder norcoreano,  Kim Jong -un, si se dieran las circunstancias adecuadas. “Si fuera apropiado verle, desde luego que lo haría, me honraría hacerlo”, dijo el presidente estadounidense, resaltando la condición de unas “circunstancias correctas”.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY