El Cuarto Debate Republicano no fue Decisivo Para Ninguno de los Candidatos

El cuarto debate entre los aspirantes presidenciales republicanos, organizado en esta ocasión por la televisora Fox News y el periódico Wall Street Journal, aunque tuvo sus momentos dinámicos y algunos posicionamientos clave, en general no fue decisivo para nadie y mantuvo en cierto modo el statu quo anterior.

0

El cuarto debate entre los aspirantes presidenciales republicanos, organizado en esta ocasión por la televisora Fox News y el periódico Wall Street Journal, aunque tuvo sus momentos dinámicos y algunos posicionamientos clave, en general no fue decisivo para nadie y mantuvo en cierto modo el statu quo anterior.
Los punteros mantuvieron el paso sin desgastarse demasiado: Donald Trump no brilló especialmente ni aportó planteamientos nuevos y recibió pocos golpes de relevancia mientras que Ben Carson pudo eludir, pues nadie realmente lo encaró al respecto, la polémica sobre las imprecisiones en las historias sobre su pasado personal, un aspecto en el que pudo haber sido torpedeado efectivamente por sus rivales pero que nadie quiso aprovechar.
Es por ello que podría decirse que Carson superó el debate por omisión, pues pudo eludir un peligrosísimo pro-blema que podría haberle estallado en las manos.
En contrapartida, Jeb Bush tuvo algunas oportunidades pero no tuvo un papel destacado y se le vio titubeante por momentos, en tanto que Marco Rubio continuó con su actitud energética en un curioso equilibrio entre el establishment conservador y el radicalismo de derecha que le ha dado buenos resultados. Es por ello que este debate reforzó la idea de Rubio sustitu-yendo cada vez más a Bush como la opción “institucional” frente a los outsi-ders y los renegados. Rubio fue otro de los ganadores de la noche.
Ted Cruz y Rand Paul, probablemente los más rigurosos en cuanto a su identidad ideológica, uno radical de ultraderecha y el otro del movimiento libertario, presentaron sus argumentos del modo frontal y desnudo y por ello, quizá, fueron los más genuinos entre todos, aunque eso no ne-cesariamente los proyecte a los primeros planos en las encuestas.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY