Donald Trump Insta al Rearme de Japón

0

El presidente  Do-nald Trump ins-tó al rearme de Japón y a que este país “compre una cantidad masiva de equipos militares” norteamericanos, en un gesto que podría gene-rar enormes suspicacias no sólo en la región, sino en un país donde la ma-yoría de la población ha demostrado en las encuestas sus reticencias a abandonar la política pacifista que mantiene el Estado nipón desde el fin del último conflicto mundial.
Tras la cumbre que mantuvo el mandatario con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en Tokio, éste también pareció incidir en esas posibles adquisiciones, aunque ninguno de los dos ofreció cifras ni datos concretos sobre las mismas.
“Creemos que tenemos que reforzar la capacidad defensiva de Japón tanto en calidad como en cantidad”, señaló el jefe del Ejecutivo japonés.
Tras el sexto ensayo nuclear de Corea del Norte, Trump ya afirmó en uno de sus habituales tuits el pasado mes de septiembre que permitiría que Japón y Corea del Sur compraran “equipos militares altamente sofisticados de EE.UU.”, en lo que muchos expertos consideraron que podía significar su aquiescencia a una carrera armamentística en la región, que a su vez podría beneficiar las arcas de las firmas estadounidenses. El propio Trump no negó este último objetivo. “Se trata de un montón de puestos de trabajo para nosotros y un montón de seguridad para Japón”, añadió al anunciar la compra.
Según el jefe de Estado norteamericano, con ese nuevo arsenal, Japón podría “derribar del cielo” -esa fue su expresión- los misiles norcoreanos, otra decisión que supone un notable embrollo para Abe, ya que la Constitución nipona sólo le permite acometer esa acción si los cohetes ponen en peligro a su población, algo que no ha sido el caso hasta ahora.
La mayoría de expertos han alertado que los sistemas actuales que posee Japón, instalados en navíos del tipo Aegis y baterías Patriot, tan sólo le permitirían destruir uno de esos misiles si realmente fuera lanzado en dirección a su territorio y no siguiendo las parábolas que suelen realizar al tratarse de meros ensayos.
Tokio quiere instalar un entramado de defensa antimisiles adicional basado en tierra que requeriría la compra a EE.UU. de un potente radar conocido como Spy-6, pero Washington ha rechazado hasta ahora esa transacción.
Trump y Abe dejaron constancia de su concordancia política respecto a la crisis de la Península de Corea y el propio Abe dijo que Tokio apoya la postura de “máxima presión” contra Corea del Norte y la de mantener “todas las opciones sobre la mesa” -incluida una posible intervención militar- que secunda Washington.
“La hora de la paciencia estratégica se ha acabado”, lanzó Trump, en refe-rencia a la postura que mantenía su antecesor, Barack Obama.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY