Declaran Inconstitucional la Ley de Amnistía y Reconciliación en Venezuela

Era una decisión esperada. El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ha declarado la inconstitucionalidad de la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, aprobada hace dos semanas por el Parlamento, de mayoría opositora. Se trata de una respuesta a un recurso introducido ante la máxima instancia judicial por el president Nicolás Maduro, quien ha decidido escoger la facultad más severa que le otorga el contrato social que rige a todos los venezolanos como una manera de oponerse en firme a la liberación de los presos políticos.

0

Era una decisión esperada. El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ha declarado la inconstitucionalidad de la  Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, aprobada hace dos semanas por el Parlamento, de mayoría opositora. Se trata de una respuesta a un recurso introducido ante la máxima instancia judicial por el president Nicolás Maduro, quien ha decidido escoger la facultad más severa que le otorga el contrato social que rige a todos los venezolanos como una manera de oponerse en firme a la liberación de los presos políticos.
El Presidente podía o enviar al Supremo la ley como hizo, para que éste ejerza “el control previo sobre la constitucionalidad”, o devolverla al Parlamento para que los legisladores incorporen sus observaciones antes de ordenar su publicación en Gaceta Oficial. Con el primer gesto el gobernante venezolano establece como un punto de honor mantener tras las rejas a 78 personas procesadas o sentenciadas por delitos ocurridos en el ejercicio de sus derechos políticos. Entre ellos se encuentra el  exalcalde del municipio Chacao Leopoldo López y la máxima autoridad del área metropolitana de Caracas, Antonio Ledezma, cuyos emblemáticos casos han trascendido las fronteras para enmarcar al régimen dentro del grupo de países que violan los derechos humanos de sus adversarios.
La oposición se ha llevado dos golpes consecutivos en menos de una semana en su esfuerzo de buscar una salida pacífica a la crisis de Venezuela. La semana pasada el Consejo Nacional Electoral, controlado por cuatro entusiastas de la autodenominada revolución bolivariana, rechazó la solicitud de un referéndum revocatorio intentado por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática  aduciendo defectos de forma y el desacato a las leyes electorales. Con el paso de las semanas todo comienza a ser previsible: la oposición legisla y el gobierno rechaza todo cuanto socave su piso político. Maduro, mientras tanto, sigue acercándose a la mitad de su período sin que sobresalga una solución clara para cumplir con una de las promesas del  presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, cuando asumió la conducción del Legislativo en enero. Entonces el líder opositor dijo que en el primer semestre del año estaría decidido cuál de las opciones establecidas en la Constitución venezolana escogerían para convocar elecciones anticipadas.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY