Comediante Morales Enfrentará Grandes Retos Para Gobernar a Guatemala

En su primera comparecencia pública, el mandatario electo Jimmy Morales, ratificó que su prioridad será el combate frontal a la corrupción, tras los escándalos que provocaron la renuncia y encarcelamiento del expresidente Otto Pérez.

0

En su primera comparecencia pública, el mandatario electo Jimmy Morales, ratificó que su prioridad será el combate frontal a la corrupción, tras los escándalos que provocaron la renuncia y encarcelamiento del expresidente Otto Pérez.
La presión por conseguir resultados en sanear el manejo de los recursos públicos hace vislumbrar que será ese uno de los mayores desafíos para el futuro presidente, quien contará con solo 11 diputados del partido derechista FCN-Nación de los 158 escaños del Congreso.
Morales, un derechista de 46 años, anunció que su equipo económico se reunió para discutir las prioridades presupuestarias del próximo año, en las que incluyó el combate a la desnutrición, el abastecimiento de los hospitales con medicinas y el apoyo a los productores. Su equipo de transición se encontró con el presidente interino Alejandro Maldonado, para preparar el camino de su toma de posesión el 14 de enero.
“Lo que le solicitamos al nuevo gobernante son resultados concretos desde el primer día. Queremos ver ese combate a la corrupción con resultados medibles” , demandó el presidente de la cúpula empresarial aglutinada en el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras  (CACIF) , Jorge Briz.
“El mandato popular lo ha dicho, y es lo que todos exigimos: combate a la corrupción. Queremos un nuevo gobernante honesto, capaz, que de inmediato dé resultados”, insistió el empresario.
Briz dijo a la  AFP  que es imposible manejar un país donde “se establece que de 30% a 40% del gasto público está contaminado por la corrupción”. El empresario también instó al nuevo gobierno a mostrar resultados en materia de seguridad, salud, educación, infraestructura y combate a la miseria.
Un 54% de los 15,8 millones de guatemaltecos vive en condiciones de pobreza, mientras el país registra unos 6.000 muertos al año por la violencia, uno de los índices más altos de Latinoamérica.
Al mismo tiempo, la educación está desfinanciada y los hospitales públicos sufren por falta de medicamentos, con el agravante de que el país tiene una de las recaudaciones tributarias más bajas del continente, de cerca de 10% del producto interno bruto.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY