China da Bienvenida Imperial al Presidente Donald Trump

0

Por qué es importante el viaje de Trump
al gigante asiático

Los presidentes de China, Xi Jinping, y EE.UU., Donald Trump, escenificaron el miércoles en el antiguo palacio imperial de Pekín el buen momento de relaciones entre las dos grandes potencias, en el primer día de visita del mandatario norteamericano a China.
En el inicio de la etapa más delicada de su gira asiática, el presidente estadounidense, Donald Trump, recibió el miércoles un “trato imperial” durante su primer día de visita a China y es el primer dirigente extranjero en cenar en la Ciudad Prohibida desde el lejano 1949, en un evento “privado” en el Jianfu Palace. El presidente estadounidense,  visitó este miércoles la Ciudad Prohibida en Beijing con su homólogo chino, Xi Jinping, en el inicio de la etapa más delicada de su gira asiática, dedicada principalmente a forjar un frente común contra las ambiciones nucleares de Corea del Norte. Y con otro asunto bajo el brazo: el comercio con el gigante asiático.
Muy lejos quedaron los duros ataques que hizo en el pasado el norteamericano contra el gigante asiático. “China es nuestro enemigo, ellos nos quieren destruir”, escribió Trump, en la red social, en 2011. “En el ámbito comercial, los chinos son unos tramposos”, llegó a decir.
La relación entre Washington y Pekín no ha sido fácil. Son dos potencias económicas que lideraron el comercio mundial en los últimos años. Pero pocos días antes de la asunción de Trump el líder chino Xi Jinping, le advirtió en el Foro de Davos, Suiza, que una política económica proteccionista como la que impulsaba el presidente estadounidense no beneficiaría a ninguno de los dos países. “Nadie saldrá vencedor de una guerra comercial”, dijo.
El desencadenante del cambio en la retórica de Trump fue la escalada bélica liderada por Corea del Norte con Kim Jong-un y sus lanzamientos de misiles. China es el único aliado de ese régimen y Trump encontró en ellos una vía diplomática para intentar encarrilar a Kim.
“Espero con mucha impaciencia entrevistarme con el presidente Xi, que acaba de obtener una gran victoria política”, dijo Trump en un tuit pocas horas antes de llegar a Pekín.
De la mano del diálogo sobre el tema de Corea del Norte, viene también el acercamiento económico entre las dos potencias.
El miércoles ya se firmaron una serie de acuerdos comerciales por un volumen de 9000 millones de dólares, informaron medios locales.
En los próximos días se firmarán más acuerdos, según dijo el Secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, citado por la agencia de noticias local China News.
Según el viceprimer ministro, Wang Yang, esto es sólo para “calentar”. “Lo mejor viene próximamente”, agregó. En total se firmaron 19 acuerdos en los ámbitos de avia-ción aérea, biotecnología e inteligencia artificial, indica China News.
En cuestión económica, el gran problema entre las potencias es el superávit co-mercial a favor de China.
El excedente chino con Estados Unidos cayó ligeramente en octubre a 26.600 mi-llones de dólares, frente a los 28.200 millones del mes de septiembre (dato revisado), según cifras de la administración de aduanas.
La cifra representa sin embargo un aumento del 10 % en un año. En los 10 primeros meses del año, el déficit comercial estadounidense con China alcanzó los 223.600 mi-llones de dólares.
De todas maneras, los expertos consideran que la reducción de esa enorme diferencia será un proceso largo.
“La balanza comercial sigue claramente del lado de China. La posibilidad de que la visita de Trump consiga arreglar algo es muy débil” comenta Tom Orlik, analista del gabinete Bloomberg Economics.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY