Carles Puigdemont, Complicado Tras su Detención en Alemania

0

El expresidente catalán  Carles Puigdemont fue detenido en Alemania y eso complica su situación, ya que el país germano contempla delitos similares a los que España le imputa al separatista para pedir su extradición.
A diferencia de Bélgica, donde había buscado refugio, Alemania sí contempla el delito de “alta traición”, que se considera asimilable al de rebelión, que le imputa la justicia española por la fallida declaración de independencia.
Se trata de una figura que Alemania castiga con penas de entre uno y diez años de prisión en los casos más leves, y hasta 30 en los más severos. Puigdemont, fue retenido primero y detenido después por la policía alemana cuando intentaba regresar al domicilio donde se refugia en Bélgica.
La información  fue difundida por su abogado a través de la red social Twitter. Pero luego fue confirmada por las autoridades. De hecho, las fiscalías española y alemana ya están en contacto.
Se abre ahora un plazo de hasta 60 días para determinare el futuro del expresidente. Pero se estima que el trámite de extradición podría ser relativamente aceitado.
Se considera a Alemania como uno de los países con los que España tiene estrecha colaboración en materia judicial. De hecho, trascendió que servicios de inteligencia española colaboraron con las autoridades alemanas y las alertaron sobre la posibilidad de que el líder independentista cruzara la frontera rumbo a Bélgica a través de suelo germano.
El juez Pablo Llarena, que confirmó el procesamiento de Puigdemont, prefería que la detención se produjera en un país con legislación más afín a la española en materia de los delitos de rebelión y sedición que le imputa.
El futuro de Puigdemont estaba en jaque desde que, el viernes pasado, la justicia española reactivó las órdenes europea e internacional de captura del expresidente y de los exconsejeros que se dieron a la fuga.
Puigdemont se encuentra prófugo de la Justicia española desde octubre pasado, luego de que el gobierno nacional dispusiera la intervención de Cataluña tras la fallida declaración unilateral de independencia que impulsó su gobierno.
El líder separatista estuvo el viernes en Helsinki, en una jornada académica, cuando se produjo la activación de la orden de captura. Su paradero era incierto desde entonces. Se conjeturaba con que su intención era regresar a Bélgica, donde tiene su residencia.
La detención, según el abogado, se produjo cuando el líder intentaba cruzar en auto la frontera de Dinamarca con Alemania. Fue trasladado a comisaría, donde según el abogado el trato que recibe “es correcto”.
El Tribunal de Primera Instancia de Neumünster, en el norte de Alemania, decidió mantener al expresidente de Cataluña  Carles Puigdemont bajo custodia policial a la espera de que se decida su posible extradición a España.
La justicia alemana comunicó la decisión a última hora de la tarde, una vez finalizada la comparecencia del líder independentista ante la jueza tras pasar su primera noche en prisión. La audiencia, en la que Puigdemont fue informado por las autoridades judiciales germanas de los delitos que se le imputan, tuvo lugar al día siguiente de su detención.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY