Caracas se Sitúa Como la Ciudad más Violenta del Mundo

Venezuela obtiene su segundo cetro negativo en lo que va de año. Al título mundial de la economía más inflacionaria del mundo —141% entre septiembre de 2014 y el mismo mes de 2015, y una previsión del Fondo Monetario Internacional del 720% para este año—, se suma ahora el dictamen del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, radicado en México.

0

Venezuela obtiene su segundo cetro negativo en lo que va de año. Al título mundial de la economía más inflacionaria del mundo —141% entre septiembre de 2014 y el mismo mes de 2015, y una previsión del Fondo Monetario Internacional del 720% para este año—, se suma ahora el dictamen del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, radicado en México. Esta organización no gubernamental elabora desde hace varios años el escalafón de las ciudades más violentas del mundo, y Caracas, la capital de la nación suramericana, ocupa el primer peldaño con una tasa de 119 homicidios por cada 100.000 habitantes. Otras dos ciudades venezolanas, Maturín y Valencia, están también entre las siete primeras del listado.
La principal ciudad de Venezuela supera a la hondureña San Pedro Sula (111,03)  como la metrópoli más violenta del orbe, a San Salvador (108,54), la capital de El Salvador, que ocupa la tercera posición, y a Acapulco (104,73) , en el Estado mexicano de Guerrero, la cuarta en esta clasificación. Pero, además, Venezuela ha logrado colar a otras dos de sus ciudades en el incómodo ránking. Maturín, orbe principal del Estado de Monagas (oriente del país) y Valencia, capital del Estado de Carabobo (centro), ocupan la quinta y la séptima casillas, con 86,45 y 72,31 muertes por cada 100.000 habitantes, respectivamente.
El chavismo considera todas esas mediciones como parte de una campaña de “fuerzas imperiales” que busca derrocarle, y opone a esas tragedias las cifras de la inversión social —62,5% del presupuesto, según aseguró el presidente Nicolás Maduro en su reciente mensaje a la Nación— y la vocación popular de la llamada revolución bolivariana. Pero todos esos enunciados palidecen frente a los sucesos violentos que se suceden a diario en todo el país.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY