Cancelación del TPS a Salvadoreños los Deja a las Puertas de la Deportación

0

Cónsul General de El Salvador en Houston pide calma a sus connacionales y recomienda que acudan a la sede del consulado para asesoría al respecto

Primero fueron los inmigrantes nicaragüenses, después los haitianos y ahora los salvadoreños. El Gobierno de  Donald Trump anunció esta semana el fin del Estatus de Protección Temporal (TPS en sus siglas en inglés), un programa especial que evita la deportación, para unos 200.000 inmigrantes salvadoreños. Es el golpe más severo de la actual Administración republicana a un colectivo concreto de inmigrantes en Estados Unidos.
Los ciudadanos salvadoreños acogidos bajo el TPS tienen 18 meses, hasta septiembre de 2019, para salir de EE.UU. o conseguir otro permiso de residencia legal para poder quedarse. Si no lo hacen, a partir de entonces, serán considerados inmigrantes indocumentados y podrán ser deportados.
El trauma es enorme. Muchos salvadoreños llevan años afincados en EE. UU. desde que emigraron de su país tras la sangrienta guerra civil en los años ochenta y noventa. Tienen hijos nacidos en EE.UU., que, a diferencia de sus padres, poseen la ciudadanía y no pueden ser expulsados. El programa se inició en 2001 después de que El Salvador sufriera dos devastadores terremotos.
El Departamento de Seguridad Interior debe decidir con frecuencia si renueva o no las protecciones. El TPS, que ahora beneficia a 10 países, se creó en 1990 para conceder visados temporales y permisos de trabajo a ciudadanos afectados por guerras o desastres naturales. El resultado es que inmigrantes que ya están presentes en EE.UU. no deben ser deportados a sus países de origen por su inestabilidad.
Las anteriores cancelaciones del TPS afectaron a muchos menos inmigrantes. En noviembre, no se renovó el amparo (también con un plazo de 18 meses) a 59.000 haitianos, cuyo programa se inició tras el terremoto de 2010, y tampoco a 5.300 nicaragüenses, protegidos tras el huracán Mitch de 1998. En septiembre, se retiró ese estatus a unos mil inmigrantes sudaneses.
Sin embargo, el Gobierno estadounidense decidió posponer, al próximo julio, la decisión sobre la suerte de 86.000 hondureños a la espera de analizar si es seguro que vuelvan a su país, sacudido por una ola de violencia. Y mantuvo la protección a una cincuentena de inmigrantes de Sudán del Sur hasta mediados de 2019.
En el caso de El Salvador, el Departamento de Seguridad Interior utilizó argumentos muy similares a las cancelaciones para Haití y Nicaragua. “Las condiciones originales causadas por los terremotos de 2001 ya no existen”, señaló un comunicado del departamento que dirige Kirstjen Nielsen. Subrayó que ya no hay una “disrupción sustancial de las condiciones de vida” en ese país y que EE.UU. ha deportado a inmigrantes salvadoreños en los últimos años (unos 39.000 en los últimos dos), lo que “demuestra que se ha abordado la incapacidad temporal de El Salvador de retornar adecuadamente a sus nacionales después del terremoto”.
Según el Centro de Estudios Migratorios, un 51% de los salvado-reños con TPS han vivido en EE.UU. durante al menos 20 años. Un 88% de ellos trabajan y un 10% se han casado con estadounidenses. Una cuarta parte de los salvadoreños vive en California y una quinta en los suburbios de la ciudad de Washington. Texas también alberga una gran cantidad.
El Salvador enfrenta ahora un problema significativo con el narcotráfico, las bandas y el crimen, agregó el congresista republicano Mario Díaz-Balart. El demócrata Bob Menéndez lamentó los “impulsos nati-vistas” de la Administración republicana.
Cónsul pide calma
La Cónsul General de El Salvador en Houston, Nancy Guevara, ha pedido calma a los connacionales. Hay que esperar que se haga oficial el período de reinscripción, dice, y a partir de ahí se comienzan a llenar nuevamente los formularios para la renovación de permisos hasta el 2019.
Para esto, el consulado estará proporcionando horarios extendidos. Se estima que en el estado de Texas unos 36.300 salvadoreños se han acogido al TPS. Para cualquier pregunta puede llamar al 832-273-9695, para que un oficial del consulado pueda resolver sus dudas.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY