Campaña de Hillary Clinton Financió el Informe del ‘Rusiagate’

0

El presidente y sus aliados se sienten reivindicados por la exclusiva del Washington Post que, según ellos, prueba que la investigación del ‘Rusiagate’ es “una caza de brujas”. Pero la realidad es que poco cambian las cosas. Clinton no cometió ninguna ilegalidad y Trump seguirá investigado por su posible colusión con Rusia.
La campaña de  Hillary Clinton pagó en parte la investigación que llevó al dossier lascivo sobre las cone-xiones de Donald Trump y el Kremlin redactado por un exespía británico, según una exclusiva del Washington Post.
Marc E. Elias, un abogado que representaba a la campaña de Clinton y al máximo órgano de los demócratas, el Comité Nacional Demócrata (DNC) contrató a Fusion GPS, la firma de Washington que condujo la investigación y que pagó al exespía, Chritopher Steele.
La noticia es música para los oídos del presidente  Donald Trump y sus aliados republicanos porque apa-rentemente confirma lo que llevan diciendo desde hace meses: que Fusion GPS, los demócratas y toda la investigación oficial sobre Rusia es en realidad “una caza de brujas”. Desde que se conoció la noticia, Trump y sus aliados están hablando sin parar de ella.
El presidente tuiteó esta mañana: “La campaña de Clinton & el DNC pagaron por investiga-ción que llevó al dossier falso anti-Trump. La víctima aquí es el presidente. @FoxNews.”
Pero el dossier incendiario del exespía británico no fue lo que despertó las sospechas sobre Moscú. Las primeras sospechas de la CIA se habían filtrado en octubre. En enero, dos meses después de la victoria de Trump, se pu-blicó el informe definitivo del FBI, la CIA, la Agencia Nacional de Seguridad. Este considera probado que el presidente ruso, Vla-dimir Putin, orquestó toda una campaña de ciberataques y de información falsa para favorecer la llega de Trump a la Casa Blanca, algo siempre negado por Rusia.
Lo que investiga ahora el fiscal especial Robert Mueller es si, además, el círculo de Trump colaboró o actuó de forma coordinada con el Kremlin. En esa dirección apuntaba el polémico informe del exespía británico. Este, además, contenía elementos explosivos: sostenía que el Kremlin disponía de información lo suficientemente delicada sobre Trump como para hacerle vulnerable al chantaje. Aquel documento de veracidad no comprobada hablaba, entre otras cosas, de la existencia de vídeos de Trump con mujeres en Moscú. Sigue la trama rusa. Así pues, que la investigación sobre su posible colusión con Rusia para ganar la elección seguirá adelante.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY